El Aviaducto

sábado, junio 25, 2005

Malinterpretada

Se ve que mis posts son demasiado retorcidos, o que dan pie a dobles lecturas. Alguien me escribe para mostrar su desacuerdo con mi post de hoy sobre Irán. El régimen iraní, me dicen, es una teocracia. No creo que yo haya dicho lo contrario. Me reprochan además que hable de pintores, y de películas, como si mostrar la ignorada y casi desconocida riqueza de la producción cultural iraní contemporánea fuera sinónimo de defender a su régimen. Debe ser que una de las misiones de este blog es, precisamente, la de defender regímenes totalitarios (y yo sin enterarme). Como no pretendo aburrir al personal con disquisiciones sobre la gestación de la Revolución iraní (que no fue islámica, sino islamo-nacionalista-progresista, hasta que Khomeini se cargó al sector progresista, incluídos varios clérigos), me limito a clarficar el sentido del post anterior. Sí: Irán es, legal y constitucionalmente, una "teocracia." Pero me aburre, me cansa, me desespera que cuando se mire hacia ese país eso sea lo único que interesa ver. Hablemos de filosofía, de pensamiento político, de activismo intelectual. Parece como si en Irán no se escribiera, ni se pensase, ni debiéramos tener en cuenta nada que no fuesen las exigencias de los clérigos, que a fin de cuentas se han convertido en la mejor excusa para demonizar a toda una nación. Como si de Irán no hubieran salido pensadores como Abdolkarim Soroush que hacen palidecer a nuestros legionarios de cristo, opusinosdeistas varios, etc. etc, con sus ideas sobre la construcción del Estado de derecho en el Irán contemporáneo. Así que, para aclarar: considero que Irán es un régimen teocrático, aunque con matizaciones que conviene explicar dentro de su contexto oportuno y con un conocimiento extenso de la evolución de la fisolofía política chií en general e iraní en particular; y en ningún momento se me ocurriría defender al régimen iraní (ni mi post anterior iba en esa dirección). Pero me reservo todo mi derecho a denunciar la hipocresía de la Europa de bien y de la nueva semi-teocracia que antes llamábamos Estados Unidos de Norteamérica y para quien ya deberíamos ir buscando un nuevo nombre.

En Irán han ganado los "ultraconservadores" y la Europa bien (la misma que ahora colabora esplendorosamente con un presidente evangélico fundamentalista y criminal de guerra) se lamenta, sin que nos importe un pimiento que a lo mejor l@s iraníes no quieren doblar la rodilla ante otro totalitarismo, esta vez el del neocolonialismo made in USA que manda bombarderos a cuenta del "God bless you" de nuestros billetes y nuestros impuestos. Porque ya sabemos que hay gentes de primera y de segunda (y de tercera, y....) , y desafortunadamente en la escala de valores occidental los iraníes hace tiempo que dejaron de contar (exactamente, desde que decidieron deshacerse de un régimen tiránico y despótico y mandaron a Farah Diva a París para lucir en las portadas del ¡Hola!). ¿Y encima, tenemos la indecencia de culparles y de acusarles de vaya usted a saber qué?

El término "teocrático" nunca se aplicó al régimen franquista, cuando Franco gobernaba "por la gracia de Dios" y en los pueblos de España el clero compartía mesa y jamón con médicos y guardias civiles, y exigía besos en las manos, y ponía multas por trabajar en domingo. Y el término teocrático tampoco se aplica (incomprensiblemente) a quienes salen a la calle acompañados de incienso y sotanas exigiendo (¡exigiendo!) que no se cumpla la voluntad popular expresada en el Parlamento. Porque claro, vivimos en democracia. Yo sí, pero, ¿y ell@s? ¿de verdad viven en democracia? En EEUU, por fortuna, nos queda la Constitución para intentar defender el avance de las masas descerebradas, afectadas de religionella masiva, que nos aporrean con su bumpersticker ideology y su biblia en versión multicolor. No: esto tampoco es una teocracia, aunque mis billetes digan "In God we trust" y los padres tengan que ir al Tribunal Supremo para defender el derecho de sus hijos a no incluir la palabra "Dios" en la fórmula de fidelidad que se pronuncia en las escuelas, o aunque en este país sea imposible (imposible) ser elegido para un cargo público haciendo profesión pública de ateísmo. No, esto no es una teocracia (todavía), pero cada vez se parece más a una. Y China... claro. China no puede ser teocracia por aquello de que no se puede teocratizar en ausencia de Dios. Pero se puede, y bien, en presencia del Partido. Ese mismo que encarcela, tortura, y asesina sin que nadie parezca inmutarse más allá de lo necesario, y mientras el régimen chino va convirtiéndose en socio comercial privilegiado de Europa y EEUU y nadie, pero nadie, en Europa se atreve a dar sermones a los chinos igual que ahora se los están soltando a los iraníes. La misma Europa que recibirá con los brazos abiertos a esta Rumanía, pero que se niega a recibir a Turquía (que lleva más de 40 años fraguando su sueño europeísta). Pero claro: olvidaba que nosotr@s somos más list@s, más alt2s, más guap@s, y que pensamos más y mejor que las manipuladas y descerebradas masas de Teherán, donde qué coño sabrán lo que significa la palabra "democracia" y donde se nos mira con una mezcla de burla y escepticismo porque intuyen, con razón, que pueden ser los próximos receptores involuntarios del humanitarismo promotor de "democracias" ajenas. Los teocráticos siempre son "los otros."

Lecturas recomendadas:

Afary, Janet. The Iranian constitutional revolution, 1906-1911: grassroots democracy, social democracy and the origins of feminism. New York: Columbia University Press, 1996.

Arjomand, Said. From nationalism to revolutionary Islam. Albany: State University of New York Press, 1984.

- - -. The shadow of God and the Hidden Imam: religion, political order, and societal change in Shiite Iran from the beginning to 1890. Chicago: University of Chicago Press, 1984.

Hiro, Dilip. Iran under the ayatollahs. San Jose: toExcel, 1985. Un excelente estudio sobre los orígenes y el desarrollo de la Revolución iraní, con índice y bibliografía.

2 Comments:

  • No sé a que está esperando un periódico nacional para ofrecerte una columna semanal. No comento porque no tengo ni idea de estos temas, solo decirte, que ahora sé un poquito más y que hoy cuando he abierto el periódico por la mañana he seguido con interés las noticias sobre las elecciones iraníes como si fueran las gallegas.
    Eso es lo más importante de tu blog, me suscitas interés por nuevos temas y eso me gusta.
    Sigue con estos temas, me gusta.

    By Anonymous bea, at 5:37 p. m.  

  • jejejeje. quién te oyera.... :-)

    By Blogger El Ave, at 11:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home