El Aviaducto

domingo, julio 31, 2005

Puritanismo (y II)

Yo reconozco que es difícil que mis posts no ofendan a alguien. Es difícil no sentirse ofendid@ cuando la persona que tienes enfrente (en este caso yo, tecleando a este lado de la pantalla) se expresa con absoluta sinceridad (cosas del internets, que diría Bush). Pero este comentario que sigue me ha dejado tocada porque (a) no era mi intención ofender a nadie; y (b) creo que no se ha entendido mi post anterior. Así que, por enésima vez, procedo a aclarar lo que quería decir con el post sobre el puritanismo de marras del que hablo.

Hola ave, es la primera vez que comento en tu blog aunque hace ya mucho tiempo que lo leo. Verás, yo soy de esas personas a las que no les gusta que le vean desnuda, de las que se ducha en casa siempre que sea posbile y si no es posible soy de las que hace malabares con la toalla para que no me vean, y no creo que por eso sea una puritana de las que describes en tu post.

Cierto. Ni yo he dicho que una persona que haga eso sea "puritana." El DRAE define "puritano" como "Que real o afectadamente profesa con rigor las virtudes públicas o privadas y hace alarde de ello. " Es decir: yo vivo en un país en el que la gente vive en un estado de esquizofrenia cultural, donde la expresión de ideas sobre belleza, salud, o sexo no se corresponde con los actos de la gente. Hablaba yo del puritanismo como característica general de la sociedad estadounidense, que se manifiesta en cosas tan curiosas como la obsesión por el sexo como objeto de mercado vinculada a su rechazo obsesivo en el aspecto "moral," el exacerbado culto al cuerpo y las dietas de todo tipo que conviven con una población donde el 69% de la gente sufre de sobrepeso (y un 30% de obesidad mórbida), y de la hipocresía que todo ello supone.

No digo que lo mío sea bueno, al contrario, es causa de una timidez o inseguridad casi patológica, y bueno, más que nada quería decir que no se debería generalizar, muchas de esas personas no son mala gente.

Hmmmmmm.... ¿en qué momento y/o lugar he dicho yo, explícita o implícitamente, que sean "mala gente"? Tampoco les estoy "juzgando;" me fastidia mucho esa expresión: "No se debe juzgar." Tod@s juzgamos. Tod@s, absolutamente. Estoy haciendo una observación/comentario/crítica de tintes más bien sociológicos, si bien en plan distendido. ¿Y tener miedo de la reacción ajena, no es igualmente prejuicioso, por cuanto que presupones que necesariamente van a pensar mal de tí por X o por Y? ¿No sería muchísimo mejor que pudiéramos convencernos a nosotras mismas de que sí, que somos bellas, y que el resto piense lo que quiera? Presuponer que alguien va a reirse de tí es, efectivamente, haber interiorizado una forma de ver el mundo que no sólo te coloca en una posición inferior, sino que además te recuerda constantemente que no cumples con los cánones y que por lo tanto eres inferior, "mala gente." Es precisamente el sucumbir a esta ideología dañina ("saber" que te van a despreciar por tu cuerpo) lo que te convierte a tus propios ojos en "mala gente," y es precisamente esto contra lo que hay que luchar. Y no hay nada peor que convencerse a una misma, día tras día, de que no se es lo suficientemente alta, o guapa, o lista, o que no tiene las tetas bonitas. No sé si me explico.

Respecto a que "no se debería generalizar," nuevamente: en un país donde absolutamente todas las mujeres que he conocido son incapaces de no hablar de su cuerpo, de sus dietas, etc. etc., donde la obesidad es ya una crisis médica en toda regla, y donde además la tendencia generalizada es hacia la pura esquizofrenia cuando se aproximan a temas como el sexo, no sólo creo que se puede generalizar, sino que además conviene hacerlo.

Yo cuando estoy en un vestuario intentando por todos los medios que no me vea nadie, lo último que pienso es en que alguna pueda lanzarse apasionadamente sobre mí (ya me gustaría...). Bueno, con todo mi respeto te digo que me ha sentado mal que dijeras que no son normales, quienes somos nosotros para decidir lo que es normal y lo que no, ¿soy anormal porque me gustan las mujeres?¿soy anormal porque no me gusta que me vean desnuda?¿soy anormal porque no bebo alcohol?¿soy anormal porque...? ya me han dicho que no soy normal en tantas cosas que al final me lo voy a creer.

Siento que mi post te haya sentado mal. De verdad: naturalmente, no era mi intención. Pero tampoco creo que tenga que hacerme de cruces porque puedas haberte sentido ofendida. ¿Es normal cubrirse con una toalla y hacer juegos malabares para que nadie vea tu cuerpo? Si así es como has sido educada, sí, es perfectamente normal. Pero yo no hablaba de eso. ¿Es normal que tengas que hacer juegos malabares por miedo a que el resto de la gente te juzgue en base a tu aspecto físico porque vives en una sociedad donde los discursos imperantes sobre sexo, cuerpos, o cánones de belleza, tienen poco o nada que ver con la realidad? No. Y ese es otro tema.

Somos animales culturales. Es decir: nuestra existencia se desarrolla porque producimos y reproducimos cultura (instrumentos, ideas, objetos, símbolos). Que los cánones de belleza no son iguales en todas las culturas es, a estas alturas, más que obvio. Que las mujeres somos especialmente víctimas de la utilización que los sistemas patriarcales hacen de estos cánones, también. Pero el puritanismo y la hipocresía son diferentes a la inseguridad. Cuando mi tórtola fue a España, por ejemplo, lo primero que le llamó la atención fue la relación tan normal (sus palabras) que la gente tenía con la comida. "Se sientan, charlan, comen tranquilamente, no en grandes cantidades pero sí comidas ricas y suculentas.... ¡¡¡y no hablan en ningún momento de su peso!!!" Anoto su observación porque siendo la primera vez que iba a España, me parece más interesante que cualquier cosa que yo pueda decir. Y es que, a pesar de todo lo que podáis decir, hace falta vivir aquí una temporada para darse cuenta de lo esquizofrénica que es esta sociedad. Algunas veces salimos a comer fuera: normalmente, pedimos un plato solamente. Las porciones son tan enormes que nos da para las dos y encima podemos llevarnos comida a casa. Luego, en el supermercado venden revistas con pociones mágicas para adelgazar; hay reality shows para gente que quiere perder peso, y en la televisión parece como si el único modelo de mujer americana existente fuera tipo Angelina Jolie. Yo veo a las actrices españolas: las hay más guapas, menos guapas, más altas, más bajas, más feas. La primera observación que hace mi tórtola cuando vemos una película europea es sobre lo normal de la apariencia de las actrices. Hace poco estábamos viendo The man without a past, de Aki Kaurismaki. Yo ya conocía a la protagonista, Kati Outinen, pero mi tórtola se quedó prendada de ella. Según los cánones estándares, no es una mujer excesivamente atractiva. Pero a lo que voy: pese a la progresiva y preocupante americanización de todo, en Europa (y aquí vuelvo a generalizar) todavía quedan elementos y espacios para lo natural (llamadlo como queráis). Aquí, no.

sábado, julio 30, 2005

Puritan@s

Nada mejor que ir a un gimnasio en un país extranjero para hacerse una idea de cómo los naturales conciben su relación con su propio cuerpo y con los cuerpos ajenos. Pues sí: en mi gimnasio las mujeres te dan la espalda cuando se quitan el sujetador y solamente te miran cuando están totalmente vestidas, no sea que la lesbiana (yo) decida lanzarse apasionadamente sobre sus sudorosos cuerpos (quita, quita). Las chiquillas de corta edad ni siquiera se cambian: entran y salen de clase con el uniforme puesto, y directamente al coche de papá y mamá. Y en el gimnasio de mi tórtola, las mujeres hacen auténticos juegos malabares (como cambiarse con una toalla por encima del cuerpo mientras se quitan la ropa interior) para que no les veas las tetas (coño, son tetas: yo también tengo, gracias, no te las voy a robar).

¿Cómo coño van a ser normales si hasta para quitarse el sujetador tienen que montar semejantes espectáculos? Dignos herederos del Mayflower. Yo no entiendo la relación que tienen en este país con el sexo: está en todas partes. Implícito, explícito, gratis, de pago... Pero parece como si no estuviera. Crecen en la represión de sí mism@s, de sus cuerpos. Sobre todo las mujeres: terriblemente inseguras, es imposible mantener una conversación con una mujer gringa durante más de una hora sin que el tema peso-dieta-no-me-gustan-mis-tetas salga a relucir. Este es un país en el que conviven - al parecer alegremente - las políticas represivas en materia de educación sexual para jóvenes con la proliferación de memeces como American Pie. Dos caras de la misma moneda: represión o exceso. El país donde nada (ni las sonrisas, ni las amistades, ni el sexo) es natural.

Y hablando de gente no puritana. Leo el periódico y veo que mi adoradísima Dolly Parton viene a cantar a DC.... ¡¡¡el día 23!!! No podía haber sido el 22, no. O el 21. No: el 23, día del viaje a España. Genial. Estas cosas sólo me pasan a mí. Con lo gustosamente que habría pagado yo mis buenos dineros para ver a mi Dolly. A lo mejor la llamo y le digo: "Dolly, bonita, would you consider changing the concert date for me?" Y en mis sueños Dolly se quitaría la peluca y me diría: "... but of course, guapa" con acento hillibilly y cantaría "I will alwyas love you" para mí. En mis sueños, claro.

Parálisis

Veamos: Nemo está desaparecido en combate, la Ricci se desaparece ya mismo, Bellota se marcha a conocer a los Focker dentro de nada, mi Divina debe andar todavía preparándole desayunos a Loreto Valverde (o de vacaciones exóticas) porque tampoco escribe, la gallega Bea por ahí anda de amoríos y se olvida del resto, Mercedes anda cansada después del post de la música (¡es que era largo!), Lenteja is missing in combat (porque no es que no actualice, es que su blog se ha convertido en el nuevo Soidemersol Blog por imitación a la vaguería), Doghouse sigue sin tener blog (aunque me manda ciberpavanas todos los días), la chica de las neuronas anda de aventuras con sus padres, y no sé quién más se me olvida, pero vamos: que esto es un desastre. Menos mal que Marca y Telita siguen tecleando (sí, sí, para quien aún no se hubiera enterado: Telita Jones ha vuelto a las españas). Coño, a ver si el resto actualizáis.

viernes, julio 29, 2005

Cosas que pasan

Ayer fui al súper (no, no fui a comprar Goober, tranquil@s) y mientras andaba por los pasillos (más menos a la altura de los arroces) empieza a sonar una canción: "Yo quiero ganaaaaaaaaaaaar la hostia de dineroooooooooooooooooo...." y yo... hmmmmmmmmmm ¡¡¡coño, PACO BELLO!!! Paco Bello, cuya música siempre me ha parecido más emotiva y más interesante que la del afortunado/comercializado Ismael Serrano. ¿Paco Bello sonando en un súper gringo? ¿Música de cantautor en un supermercado? ¿Signo de globalización, de caída en picado del género, o un incomprensible guiño que sólo yo, de entre todas las personas del supermercado, sería capaz de apreciar? ¿Será que se acaba el mundo y yo no me he enterado? Me puse nostálgica, porque me recordó a mis paseos por Madrid y a algunas noches en las que entraba en el Galileo (el primer local donde le escuché) o en Libertad 8 a ver quién tocaba ese día...

¿Emoción?

Un caradura responsable de la muerte de una persona es condenado a la pena mínima por su inexcusable conducta, y... ¿se emociona? Los hay sinvergüenzas y cabrones; luego los hay hijos de puta; y luego, superando todos los límites de la decencia humana, está gente como esta. Yo, desde luego, me avergonzaría de pagar por ver bailar a semejante personaje.

jueves, julio 28, 2005

De vigas y pajas

Va apareciendo en los medios españoles información sobre la ejecución de dos jóvenes iraníes homosexuales. El blog de Iván Reguera y el nuevo blog de Armel se hacen eco de la noticia. Mi tórtola y yo leímos la noticia la semana pasada: no he querido comentarla porque simplemente ver las fotos me revuelve el estómago, y porque leímos la noticia el mismo día que el padre de mi tórtola le enviase uno de sus apocalípticos e insultantes correos en los que le invitaba a "volver al camino correcto" y le decía otras barbaridades por el estilo. Vamos, que no ha estado el horno para muchos bollos con tanta demostración práctica de fundamentalismo de parte de su familia biológica. Pero a lo que voy: el gobierno iraní ha cambiado la versión inicial y asegura ahora que los dos jóvenes fueron condenados no por haber mantenido relaciones sexuales entre sí, sino por haber violado a un niño de 13 años (más información, aquí). No creo que sea necesario llenarse la boca de palabras estereotipadas para "condenar" esta barbaridad. En esta ocasión, las palabras sobran. Pero sí creo que es necesario reflexionar sobre algunos aspectos... vamos a llamarlos "colaterales" de esta noticia.

Tomemos por ejemplo la reacción de las organizaciones LGBT en EEUU, que en un principio escribieron a Condoleeza Rice una carta de protesta para poco después retirarla de su página web una vez que el gobierno iraní atribuyese la ejecución al hecho de que los dos jóvenes habían violado a un menor de edad. Como si condenar la ejecución de dos jóvenes, sea cual sea el crimen cometido, no fuese lo suficientemente necesario. Pero claro, para eso está el asqueroso y conservador lobby gay (que no marica) estadounidense: para venderse a quien haga falta y defender la pena de muerte si se tercia, porque así pasan por ciudadanos normales de un país (Estados Unidos) que es number one en la ejecución de menores en el mundo entero. Porque claro, ya sabemos que ejecutar a jóvenes en Irán es deplorable, pero ejecutar a jóvenes obligados a crecer en ghettos invivibles con escuelas que ni siquiera tienen papel higiénico es admisible, legal, civilizado. Porque bombardear Iraq es legítimo, pero también es legítimo apoyar a regímenes tan o más represivos que el iraquí, desde Marruecos hasta Indonesia, pasando por Arabia Saudí, donde mi tórtola me cuenta que se ejecuta a la gente todos los viernes en las plazas públicas a la salida del rezo. Porque resulta conveniente condenar ciertas cosas, mientras ocultamos alegremente cosas como la sustitución del código civil iraquí de la era Saddam (laico) por la legislación islámica que ha colocado a la mujer iraquí en una posición subordinada, mucho peor de la que tenía desde 1958. Porque el ejercicio de la condena es siempre una práctica selectiva, parcialmente amnésica.

Curios que en Estados Unidos un menor de edad no pueda mantener relaciones sexuales (sobre todo con una persona adulta, a la que se la puede acusar de "statutory rape"), pero sí se le pueda ejecutar. Curioso, curioso. A mí no se me olvida, por ejemplo, que fue el año pasado cuando el Tribunal Supremo de EEUU finalmente decidió despenalizar la homosexualidad, que era considerada delito en catorce Estados, con su decisión en el caso Lawrence vs. Texas. El año pasado. Tampoco se me olvida que hasta el año pasado, practicar el sexo oral estaba prohibido en varios estados, incluido el Estado en el que vivíamos, y que aunque pueda sonar ridículo, la homosexualidad ha sido consciente y constantemente utilizada por los tribunales para retirar la custodia de sus hijos a padres y madres homosexuales que ven cómo esta terrible homofobia destruye sus vidas. Tampoco se me olvida, por ejemplo, que en el Estado de Kansas, un joven llamado Matt Limon fue condenado recientemente a 16 años de prisión por haber recibido una felación de un menor. Dieciséis años. Y no se me olvida que la condena vino porque, de haberse realizado la felación entre un chico y una chica, la persona mayor de edad habría sido condenada a menos de un año de cárcel según la ley de Kansas, pero al ser una relación entre dos personas del mismo sexo, le cayeron dieciséis. Tampoco se me olvida que la pulcra y civilizada Alemania, responsable de la muerte de millones de seres humanos en pleno siglo XX, únicamente despenalizó la homosexualidad en 1969 y solamente modificó su código penal a tales efectos en 1994. Sí: 1994. Y que a fecha de hoy, existen serias sospechas de que al menos tres Estados federales en Alemania mantienen listados de personas homosexuales clasificadas según su orientación sexual, prácticas, etc. etc. Esto, en la Alemania del 2005, no la de 1936.

Así que, digo: cuando corramos prestos a condenar las barbaridades y sinrazones ajenas, por favor, que no se nos olviden las propias.

Goooooooooooober


Mi tórtola tiene pasaporte made in USA, pero su gringuismo se reduce básicamente a eso, al pasaporte... y a cierto hábito alimenticio que delata sus orígenes. A mi Tórtola le encantan (léase le gustan mucho muchísimo) los sandwiches de Goober: un extraño producto que combina la mantequilla de cacahuete con... ¡¡¡mermelada de uva!!! A veces cuando estoy en el súper me llama y le pregunto, "¿quieres algo?" y me contesta: "Sí, ¿me compras Goooooooooooooooober, porfiiiiiiiiii?" (lo pronuncia así. Ejem. Sí: exacto. ¿¿¿¿Y cómo se come eso?? Es uno de esos fenómenos que yo no he conseguido explicarme aún: no sólo es una combinación extrañísima, es que además es de lo más popular. Yo le cogí una manía tremenda a la mantequilla de cacahuete en Canadá. La familia con la que vivía me alimentaba con tan suculento manjar todos los días; ahora, si tengo que comerme un bocadillo me lo como, pero vamos, que no me apasiona. Post superficial, pero es que le acabo de preparar su bocadillo goober a mi tórtola y me ha hecho gracia pensar que su americanidad se reduce a esto.

... and death shall have no dominion



Though lovers be lost love shall not;

And death shall have no dominion.

Dylan Thomas

miércoles, julio 27, 2005

Greetings from the Tórtola (¡por fin!)

Hi everyone
This is Tortola. As you can see I am not a figment of Ave´s imagination. I do exist. Or as they say in shitland, ¨she ain´t crazy.¨

Speaking of shitland, a.k.a jesusland, a.ka. United States, we are eagerly anticipating our departure to Spain. From my brief visit last March, I gather people are happier, saner there...and most importantly, they got over jesus...mmmm...last century. Hehehheheehhe...

Hasta luego

martes, julio 26, 2005

NOS CASAMOS
Biennnnnnnnnnnnnn.

lunes, julio 25, 2005

Wing Chun


El Wing Chun es un estilo de kung fu originario del sur de China que se desarrolló a finales del siglo XVII. Posteriormente, fue llevado a Hong Kong y terminó siendo integrado por Bruce Lee en su disciplina del Jeet Kun Do. Os preguntaréis qué co.... hago yo hablado del Wing Chun en este blog, pero es que ayer leí por casualidad en la librería algo sobre sus orígenes, y la historia me pareció tan hermosa que pensé que tenía que contarla aquí.

Cuentan que hace más menos 300 años, una monja budista llamada Ng Mui, de aspecto aparentemente andrógino y a quienes muchos - incluidos sus amigos de la infancia - solían confundir con un chico, vivía retirada en el Monte Tai Leung, dedicada a la práctica del Shaolin Kung Fu, después de que las fuerzas imperiales manchures destruyeran su templo. En cierta ocasión, un hombre llamado Yim Yee y su hija Yim Wing Chun llegaron a buscar refugio al pie de la montaña, situada en la frontera entre las provincias de Yunan y Schezuan. La huida de su ciudad natal se produjo después de que el padre de Wing Chun fuera acusado de haber cometido un crimen del que era inocente. Al pie de la montaña establecieron una tienda en la que vendían tofu, y allí fue donde la joven Wing Chun conoció a Ng Mui.

Según la versión de la historia que se consulte, las dos mujeres establecieron un vínculo que se fortaleció cuando un hombre del pueblo insistió en casarse con la joven Wing Chun. Las continuas amenazas del tipo (que se mire como se mire, debía ser un petardo impresentable y que seguramente tenía mal aliento - esto me lo he inventado yo) preocupaban a Wing Chun y su padre, pero Ng Mui (una especie de Catalina de Erauso estilo chino) se prometió proteger a la joven y comenzó a enseñarle los principios del arte del kung fu. Wing Chun practicó noche y día bajo la dirección de Ng Mui, con quien vivió en la montaña hasta dominar el nuevo estilo; después, bajó al pueblo y le pegó una paliza al pesado que quería casarse con ella. La historia cuenta que poco después Ng Mui se marchó para viajar por todo el país como monja errante, y que Wing Chun terminó casándose con un tal Leung Bok Chau a quien transmitió todos sus conocimientos sobre el nuevo estilo.

Hay quien dice que fue Ng Mui quien le dio nombre al nuevo estilo de lucha en honor a su joven discípula.Yo, ingenua que soy, prefiero creer que Ng Mui bautizó su nuevo estilo de lucha con el nombre de su gran amor...

p.s. por cierto que existe versión cinematográfica de la historia, protagonizada por la incomparable y maravillosa Michelle Yeoh.

domingo, julio 24, 2005

Por error


Dicen que lo mataron por error. El de la foto no se llama Mohamed, ni Mustafa, ni Lahcen, aunque tiene cara de ello. Su nombre era Jean Charles de Menezes y era un electricista brasileño que tuvo la mala fortuna de llevar una mochila a cuestas y de tomar la decisión equivocada cuando unos tipos (que Jean Charles difícilmente podía saber eran policías porque iban de paisano) le gritaron que se detuviera mientras le amenazaban con pistolas. Me pongo en su lugar y yo tampoco sé si me habría detenido. Me pongo en el lugar de la policía, y creo que yo también habría disparado. Pero me causa resquemor y rabia que se haya iniciado la cacería. Yo no sé qué haría si mi hermano también tuviera cara de Mustafa y me lo hubiesen baleado por la espalda en la boca del metro.

Verdades: el 'racial profiling' (esa idea tan anglo que no tiene buena traducción en nuestro idioma) está más de moda que nunca. La policía dice que sospechó de Jean Charles porque acababa de abandonar un edificio que estaban vigilando, y porque "sus ropas" y "su actitud" resultaban "sospechosas." Yo creo que, más que las ropas y la actitud, lo que despertó "sospechas" fue esa cara de Mustafá que se gastaba el pobre brasileño.

Hace unos años, poco después del 11-S, la policía detuvo a unos jóvenes con una furgoneta blanca en una gasolinera de un estado cualquiera (creo recordar que fue Texas, pero no importa) después de que una mujer sospechara de ellos porque "tenían aspecto de medioorientales" y... "they spoke a Middle Eastern language." Teniendo en cuenta que en eso que llaman "Oriente Medio" se hablan lenguas tan inconexas entre sí como el árabe y el hebreo (lenguas semíticas), el persa y el kurmanji (lenguas indo-europeas), o el turco (lengua túrcica) me pregunto en base a qué criterio una hijadeputa ignorante de Texas, que probablemente no ha salido ni saldrá nunca de su puto pueblo, se considera lo suficientemente inteligente para detener a tres jóvenes que además resultaron no ser medioorientales. La lista de incidentes contra personas "sospechosas" que siguió al 11-S es verdaderamente espeluznante. La primera víctima fue un hombre sikh, dueño de una gasolinera, baleado por llevar "una alfombra encima de la cabeza." Ayer mismo, mi tórtola y yo veíamos Fox News (a veces somos masocas) y el comentarista preguntaba a un experto en seguridad "cómo se puede detectar correctamente a un musulmán." Así, tal cual. Después del 11-S, "vete a tu país" fue el insulto más coreado (conste: por blancos de corta memoria a los que se les olvida frecuentemente cómo se fundó esta nación). Uno de mis mejores amigos y colegas (druso libanés y socialista ateo convencido, para más señas) tiene la mala fortuna de llamarse Osama, aunque tiene más cara de Alfredo que de otra cosa. A veces bromeamos y le digo que cuando le pregunten cómo se llama, debería decir que se llama "Josema, como Aznar." Nos reímos de nosotros mismos y de la ignorancia ajena para no llorar.

Más incidentes. Es difícil explicar el ambiente que se vive en este país después del 11-S. Yo llegué aquí en 1998. Me pareció un país un poco extraño, paranoico, bastante hipócrita en cuestiones de sexo, en fin, lo normal. Aprendí a admirar ciertos aspectos del país que desde fuera nunca se ve porque no nos los enseñan (si tuviera que vivir en una silla de ruedas, creo que elegiría vivir aquí antes que en cualquier ciudad de España, por ejemplo; admiro la fe que tienen puesta en su sistema político o en la Constitución, tan sencilla y a la vez tan compleja). Me marché en enero del 2001 y viví el 11-S en Madrid (casualidades de la vida), sin televisión ni teléfono, mientras intentaba llamar a mis familiares y amigos en NYC. El 11-S me dolió mucho: aún hoy me asalta la duda (no sólo sobre la autoría, también sobre el sentido de las cosas). Pero me dolió aún más volver aquí en el 2002 y ver que aquellas cosas que yo había aprendido a querer se estaban desmoronando poco a poco. Si bien los gringos siempre han sido muy dados a ondear la bandera, lo que vi a mi vuelta no tiene nombre. Era tal el despliegue de banderas, pegatinas de "United we stand" y otras estupideces por el estilo que me pareció haber aterrizado en otro lugar.

Por primera vez, me sentí vigilada. ¿Cómo demonios se planta una persona delante de una clase de 100 personas a impartir una asignatura sobre Oriente Medio sabiendo que más de uno (y de dos) de sus alumn@s está colaborando con una organización como Campus Watch, dedicada - sin vergüenza alguna - a vigilar al profesorado de estudios árabes y medioorientales? ¿En qué otra asignatura se concibe que el alumnado venga preparado con una ristra de estereotipos sacados directamente de Fox News o de cualquier otro canal de noticias? Hemos entrado en una nueva era en la que tod@s (los que se llaman Mustafa de verdad, los que tienen cara de moro sin serlo, y l@s que tenemos que levantarnos todos los días para hacer un trabajo que cada vez se parece más a las tareas de Hércules), somos víctimas.

Hoy recomiendo leer a Slavoj Zizek.

sábado, julio 23, 2005

El comercio newspaper

A veces me gusta leer los periódicos hispanos que reparten gratis. Ayer lo cogí en la marisquería que hay debajo del gimnasio: "El Comercio newspaper: el único periódico más leído en Virginia, Maryland & DC." Así, tal cual. Leo los titulares de portada:

"¡Ay mamita! Cayó la "migra": empezaron las redadas semanales y deportaciones masivas."

"Deportes: el once de Atlético Montecristo se coronó campeón de verano de la Liga Continental de Washington."

"Mamacitas: esta bella hondureña está sola y descorazonada, dice nuestro Mañuco."

"Taxis suben sus tarifas en Fairfax."

Y por último, una noticia titulada "Matar latinos no es delito" sobre un incidente en el que un gringo le pegó un disparo a un joven latino, que merece la pena transcribir:

"Cerca de las 4:30 de la mañana, según el reporte policial, los jóvenes discutían en voz alta despertando a los vecinos. Uno de los vecinos intervino y hubo un altercado entre ellos. El vecino, cuyo nombre y edad se mantiene en reserva, sacó un revolver y de un disparo en la espalda, que le penetró los pulmones, mató al joven latino completamente."

Obvia decir que no me ha inventado nada y que lo de "el único periódico más leído" y "mató al joven latino completamente" es transcripción fiel de lo que dice el periódico.

viernes, julio 22, 2005

El martes

Parece ser que el martes sabremos si podemos casarnos o no.

La Fiscalía estudiará el martes si los extranjeros pueden contraer bodas homosexuales si su ley nacional lo impide

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Fiscales de Sala, presidida por el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, estudiará el próximo martes si los extranjeros pueden contraer matrimonio con una persona de su mismo sexo en España si las leyes de su país lo impiden, según informaron hoy fuentes de la Fiscalía.

El análisis de esta cuestión ha sido propuesto por el fiscal jefe de Cataluña, José María Mena, quien ha elevado una consulta a la Junta de Fiscales de Sala para establecer si es posible aplicar el nuevo artículo 44.2 del Código Civil, que permite el matrimonio entre homosexuales, a extranjeros nacionales de países que no permiten ese tipo de enlaces. El criterio que establezca la Junta de Fiscales de Sala será extensivo a todos los casos similares que se produzcan en España, aunque el estudio de la cuestión ha surgido por el caso de un indio y un español que pidieron casarse en Canet de Mar (Barcelona), pero el juez de paz de la localidad pidió al ciudadano extranjero que aportase informe de su Consulado que certifique que es libre para casarse y si la Ley hindú permite el matrimonio solicitado.

El obstáculo nace de que el artículo 9.1 del Código Civil dice que "la Ley personal correspondiente a las personas físicas es la determinada por su nacionalidad". Y actualmente sólo Bélgica, Holanda, España, Canadá y algún estado de Estados Unidos permiten los matrimonios entre homosexuales.

jueves, julio 21, 2005

Out of order

Así está mi bitácora. Malita. Out of order, que dicen. No es vaguería: es que llevamos haciendo millones de cosas estos días (que si comprar los billetes de avión, que si los certificados de las dos felinas que viajarán con nosotras, que si vender los trastos, mandar los libros por correo... en fin). Estamos agotadas. Ya tenemos fecha: el 24 de agosto aterrizamos en Bilbao.

Han pasado muchas cosas estos días, ¿verdad? La jueza de Denia (Alicante) haciendo de más papista que el papa y diciendo que eso de que vivamos en un mundo mejor, sin jerarquías, no patriarcal, y tal, que nada de nada. Que para eso está ella, defensora del orden, para amargar la vida al personal y demostrarle a Ehpaña y al mundo entero que los tiene bien puestos. En fin. Leo además que la pareja de Canet ya ha recurrido ante la Dirección General de Registros la providencia que les pidió el juez de paz; si leéis un poquito hacia el final, salimos indirectamente El Ave y la tórtola (sí sí, en lo de "hay incluso españoles que se han programado regresar a España desde el extranjero para poder casarse con su pareja de otra nacionalidad," esas somos nosotras, jijiji). Debo decir que el abogado de la pareja, D. José María Ortiz, es uno de esos profesionales ante los que solamente cabe quitarse el sombrero (o la gorra de verano, vamos, pero lo que quiero decir es que está realizando una labor admirable y magnífica con este caso y, de paso, abriendo muchas puertas a quienes venimos detrás). Es presumible que con este caso se aclare de una vez por todas la cuestión; no sé si habrá un pronunciamiento de la Dirección General de Registros, pero es bueno que existan precedentes. También en Mollet hay un caso similar, pero en este caso se ha autorizado el matrimonio aunque luego pueda ser declarado nulo. El caso es que, sea cual sea la cuestión, hace falta ya mismo que el Ministerio de Justicia se pronuncie sobre esta cuestión. Ya veremos por dónde se resuelve la cuestión, pero imagino que pasará lo mismo que en Bélgica, donde ocurrió exactamente lo mismo y finalmente hubo intervención oficial para que las parejas binacionales pudieran casarse. Yo, mientras, pienso en nuestra boda y me juego algo a que, conociendo los medios de mi city, mi tórtola y yo salimos en el periódico, sección noticias locales, seguro. Pero seguro, vamos. Habrá que ir guapas. Qué más. Ah, sí. Los peperos (sí: los mismos del Prestige, del Yak, de la guerra-genocidio basada en la mentira), pues esos mismos, ahora están muy ofendidos al parecer a cuenta del incendio de Guadalajara. Claro. Si es que no pué ser. Con Aznar vivíamos mejor. Y por úlitmo: quiero añadir que aunque en Canet de Mar haya pasado eso, yo le recomiendo a todo el mundo que lo visite (está en el Maresme), y que también visitéis el pueblo de al lado, Sant Pol de Mar. Merecen la pena.

p.s. ¡Coño! Acabo de darme cuenta de que nosotras también tenemos güifi gracias a la generosidad de nuestros vecinos. Estupendo. Lo malo, claro está, es que no está disponible siempre (no sé qué hacen, pero no siempre me sale la conexión). De manera que mantendremos la línea pero utilizaré su güifi aunque sólo sea para fastidiarles por el año que nos han dado. JA.

martes, julio 19, 2005

Irresponsables

El único superviviente del retén de Guadalajara, Jesús Abad, ha pedido a las personas responsables de encender la barbacoa que originó el incendio "que piensen bien lo que han hecho." Se ha quedado corto. Todos los veranos es la misma canción. Irresponsables sinvergüenzas, desalmados sin la más mínima noción de responsabilidad, domingueros caraduras que se creen que el monte es suyo y que utilizan la barbacoa como deporte de demostración de a ver quién los tiene más grandes. Me los imagino mientras prendían el fuego, haciendo mamarrachadas y estupideces para demostrar algo a quién sabe quién. Cuando yo era pequeña, pasaba los veranos en el pueblo de mi abuela. Todos mis primos, amigos, y vecinos, eran parte de "la brigada." Gente que se conoce los pinares, y a quien no se le ocurriría en la vida comportarse como se han comportado esta panda de sinvergüenzas. Gente como los once corazones que se han ido arrebatados por una lengua de fuego tan criminal como las manos de quienes la atizaron. Ojalá que l@s responsables no puedan volver a conciliar el sueño en lo que les queda de vida.

Más aclaraciones

Parece ser que no se me entiende nada, o que se me entiende cada vez peor. A mí me da exactamente igual que cierta cantante, tenista, o que cierta presentadora de cierta sección del telediario sea lesbiana o no. Exactamente igual. Lo que no me da igual es que vivamos en una país de 43 millones de personas donde los únicos referentes lésbicos que tenemos son los que he mencionado antes: dos payasas que aparecen en un programa basura y que utilizan su homosexualidad para ganar dinero, como si lahomosexualidad fuese material de circo; y dos actrices heterosexuales que interpretan a dos lesbianas en la ficción (las de Hospital Central). Si vosotr@s pensáis que a las alturas en las que estamos, con una legislación como la que tenemos, está muy bien que no existan referentes, pues no sé qué más decir. Creo que dice mucho de nuestra cultura social y política el hecho de que las únicas lesbianas visibles sean las mencionadas y, bueno, B.G. y Boti.

"Cada una que haga lo que le de la gana." Claro que sí: pero por favor, que luego no salgan en la prensa diciendo que "les parece muy bien que los homosexuales puedan casarse" (en tercera persona del plural) como si la fiesta no fuera con ellas. O que vayan de guays por la vida, transmitiendo mensajes edulcorados a sus audiencias, y hablando de que "qué bonito es el amor" y de cuánto "celebran el amor," cuando en realidad están enseñando a quinceañeras lesbianas que lo mejor es esconderse, como si tuvieran un virus, por miedo al "qué dirán." El mensaje que transmiten el otro bien distinto: la honestidad no te llevará a ninguna parte en la vida, y estarás mejor vendiendo tu alma al diablo (o a tu compañía de discos, que total es lo mismo). Personalmente, no compro los discos de ciertas cantantes porque no me gustan; pero aunque me gustasen, tampoco los compraría. ¿Por qué voy a dar dinero a cantantes que llegan a extremos verdaderamente paranoicos cuando se trata de ocultar/invisibilizar esa parte de sus vidas? Lo siento: me parece redomadamente hipócrita cantarle al amor y a la luna para vender discos y tener una vida de puta madre, y luego no vivir ese amor en público porque te avergüenzas de él.

"Es que tienen mucho que perder." Ya. Y l@s demás, que estamos currándonos la visibilidad en trabajos donde no ganamos millones, ¿no tenemos mucho más que perder? En realidad, estoy más que harta de que se disculpe a l@s famos@s un comportamiento que no tiene nada de admirable y sí mucho de cobarde. Sí: si eres lesbiana, tienes derecho a la intimidad. Lo mismo que si eres heterosexual. Pero no tienes derecho a ser hipócrita, mientras vas de santurrona propagandista del "amor" por el mundo. ¿Del "amor" en general, o solo de ciertas clases?

Otra cuestión: eso de que algunos de vosotros "no véis a los heterosexuales haciendo gala de su heterosexualidad" es llana y sencillamente mentira. L@s heterosexuales nunca han tenido que vivir en armarios. Los heterosexuales declaran constantemente su heterosexualidad en público por vía directa e indirecta (mi mujer esto, mi novia lo otro; ponen la foto de sus parejas en el trabajo sin que nadie les cuestione, sin que tengan que tener miedo a que a lo mejor les despiden por ello). Y lo mejor: no tienen que hacer absolutamente ningún esfuerzo para vivir su sexualidad con normalidad, ni tampoco para ocultarla. Ahí está la diferencia.

domingo, julio 17, 2005

El armario lésbico

Una vez decidí hacer un mini experimento sociológico en mi casa y preguntarle a mi madre a ver cuántas lesbianas famosas conocía. Mi madre se quedó pensando y me dijo: "Pues la verdad es que no sé." Vamos, que en la España mental de mi madre había cero lesbianas famosas. Ni corta ni perezosa, y atribuyendo esta sequía mental al hecho de que mi madre ni ve la tele ni lee revistas, exceptuando el suplemento del dominical (prefiere los libros), me dirigí a mi hermano: "Pues... las del Gran Hermano." ¿Alguna más? Le pregunté. "Pues... no." O sea, que en la España mental de mi hermano, había dos lesbianas. Dos.

Todo esto viene a cuento porque me ha encendido leer que Rosana, la cantante canaria, se ha dignado hacer un comentario sobre la modificación del código civil. Dice que le parece muy bien, que así habrá más personas felices. Y de ahí, como quien no quiere la cosa, salta a la piratería. Hmmmmmmmm did I miss something? A mí que un/a famos@ quiere mantener su privacidad me parece relativamente bien (digo relativamente porque a fin de cuentas esta gente vive de su fama y en fin, ya se sabe: el público es como los leones del circo, que siempre quieren más carnaza, y me parece un poco hipócrita reclamar privacidad cuando te debes a la mercadotecnia, pero en fin). Pero que las famosas lesbianas de nuestro país se nieguen en redondo a declararse como tales me pone del hígado. Porque parte de la invisibilidad que venimos sufriendo las lesbianas se la debemos precisamente a ellas. Una, dos, cuatro famosas que salgan del armario (bueno, más bien del búnker) harían mucho más por la visibilidad lésbica que las campañas que con tanto amor y tan pocos recursos se tienen que currar las asociaciones LGBT. Porque veamos, ¿a quién puede caerle mal cierta presentadora de cierta sección del Telediario? No le cae mal a nadie. Ponerle cara a la homosexualidad es una de las asignaturas pendientes en nuestro país. Los chicos tienen su cara pública: Nacho Duato, Mendiluce, hasta un cura marica. Las chicas tenemos... ¡¡¡a las de Gran Hermano!!! (vamos, todo un lujo). ¿Por qué? ¿Por qué ellos pueden verse representados por bailarines, políticos profesionales, etc. etc. mientras que nosotras tenemos que conformarnos con las protagonistas de un bodrio televisivo chusco y barriobajero? No me vale la excusa del "ay, es que tienen derecho a la intimidad." Sí: pero si van a una entrega de premios, van sin su pareja; si escriben letras de canciones para las masas adormecidas, se las escriben a un "él" imaginario porque así lo dicta la discográfica; etc. etc. No sé: yo personalmente me niego a ir a funciones a las que no está invitada mi pareja. O la incluyen a ella, o yo no voy. Porque si el resto puede, ¿por qué yo no? Es tan sencillo, tan sencillo, que a veces da pena la cobardía de gente que tiene los medios para ponerle una cara positiva a una realidad que durante tanto tiempo ha estado perseguida. Yo, si fuera cantante, estaría orgullosísima de que mi imagen fuera el espejo en el que se mirasen las adolescentes lesbianas de mi país. Pero debe ser que pido demasiado.

sábado, julio 16, 2005

Correos

Esta mañana he ido a correos porque tenía que mandar unos libros (mi tórtola y yo, emprendedoras que somos, tenemos una pequeña cibertienda de libros usados a través de Amazon.com, ahí donde nos ven; no da para muchas alegrías, pero algo es algo. Además, this is America, la tierra del dólar y tal y tal). Llego a correos (donde ya me conocen y saben que sólo mando libros) y la pregunta de siempre (es una ley federal):

Señora: "Anything fragile, liquid, perishable, or potentially hazardous?"
Ave: "Well, do you consider books to be potentially hazardous?"
Señora (cara de póker): ¿Eyn?

Vamos, que no ha pillado la gracia (se lo he contado a mi tórtola y me dice que sí, que tiene gracia); es que ya estoy harta de que siempre que voy a mandar libros me hagan la misma pregunta, y eso que me conocen más que de sobra. La próxima vez que me pregunte ya tengo la respuesta preparada:

Señora: "Anything fragile, liquid, perishable, or potentially hazardous?"
Ave: "No, tranqui tronca, just a chorizo de cantimpalo."

viernes, julio 15, 2005

Transitions

"Cualquier persona que se desvíe de la apariencia, comportamientos, y roles que le han sido designados como individuo a partir de sus genitales es considerado un/a enferm@ mental. A mí todavía se me aplica mi diagnóstico: Desorden de Identidad de Género. Es un diagnóstico necesario para conseguir las hormonas y las operaciones que se necesitan para la transición de género. Pero todavía me sorprende que, sufriendo una enfermedad mental tan aparentemente grve como la descrita en el DSM, yo haya sido capaz de conseguir un máster, trabajar en mi campo durante dieciocho años, recibir excelentes evaluaciones, y en general mantener un amplio equilibro en todos los aspectos de mi vida. ¿Es posible que sea la cultura, y no la persona, la que sufra de una disfunción: una cultura que dicta una definición tan reducida de lo masculino y lo femenino en la que mucha gente, llana y sencillamente, no cabe? (...) ¿Es acaso nuestra cultura la que produce el Desorden de Identidad de Género? En cierto modo, así es. Nuestra cultura ciertamente no genera aquello que hace que una persona sienta un desajuste hacia su cuerpo. Todavía desconocemos las razones por las que esto ocurre. Pero nuestra cultura estigmatiza este sentimiento no sólo como antinatural, sino como toda una enfermedad mental. La sociedad no produce el sentimiento, pero ofrece el diagnóstico. Y con ese diagnóstico viene la idea de que esta incongruencia es, de alguna manera, defectuosa, problemática. De que nosotr@s, en tanto que gente trans, somos defectuos@s y problemátic@s."

Matt Kailey (activista trans), en Just add hormones: an insider's guide to the transsexual experience (p. 18)

La traducción es mía: si necesitas el texto original, házmelo saber.

Padres

El padre de Zach, ese chaval de Tennessee del que ya he hablado en otros posts, ha salido del armario. Figurativamente, claro está. El buen señor ha concedido una entrevista en la que justifica haber mandado a su hijo a un campo-de-concentración/reformatorio para niñ@s maricas, aduciendo que matricularon a su hijo en ese programa "para que viera por sí mismo el estilo de vida destructivo y aquello a lo que se tendrá que enfrentar en el futuro, y para darle ciertas opciones que hoy por hoy la sociedad le niega." Dice, además, que le enviaron allí porque es triste saber que "según las estadísticas, a los 30 años tu hijo habrá contraído SIDA o estará muerto."

Si hay algo que no deja de sorprenderme con esta gente es la capacidad que tienen de desvirtuar, manipular, y retorcer la realidad. "Aquello a lo que se tendrá que enfrentar" es, ni más ni menos, niveles de homofobia exacerbados; un país hacia la deriva en manos de fundamentalistas evangélicos sin escrúpulos y sin conciencia; y la posibilidad de estar muerto a los 30 años, pero no por haber contraído HIV, sino porque es probable que algún desalmado le mate de una paliza si se atreve a ir por la calle dando la mano a su amado. Sí: a Zach, como a la mayoría de gais, lesbianas, bisexuales y transgénero/sexuales de este país y de otros tantos países en el mundo, le espera una vida más difícil y puñetera que al resto. Pero quizás no seamos nosotros quienes tenemos que cambiar, reformarnos, travestir nuestras mentes y sentimientos. Si viviera en un país normal, a este padre le retirarían la custodia de su hijo y le enviarían a la cárcel, que es donde tiene que estar.

Sumision


jueves, julio 14, 2005

Descansaré

Descansaré.

La música, siempre en la memoria. Gracias, m.

Leo:

"¿Se puede hacer más daño, allí en la tierra?
Polvo que se levanta de la ruina,
humo del sacrificio, vaho de escombros
dice que sí se puede. Que hay más pena."

Pedro Salinas (Cero)

La no memoria (II)

(post recuperado)
Estos días, en los que no tengo ni pizca de ganas de escribir, vengo pensando en eso de las dos Españas. ¿Realidad, mito, o realidad mitificada? A mí me gustaría pensar que vivimos en un país normal, con una derecha normal, una Iglesia más o menos normal (dentro de lo posible) y todas esas cosas. Pero es que desde el 14-M de 2004, no creo que la idea de las dos España esté demasiado alejada de la realidad. Me entero de que hay una "Red Anti-ZP" llena - muy propiamente - de "blogs anti-ZP." Leí dos posts de uno, y me dieron las náuseas, así que lo dejé. Pero el fenómeno que estamos viviendo en España, de envalentonamiento de la derechona cobarde, fascista y caciquil, me asusta un poco. Sí, ya sé que son menos, pero no olvidemos que (a) están mejor organizados; y (b) son más fieles a sus principipios que los oscilantes votantes de la (pseudo)izquierda de obreros desobrerizados gracias al teléfono móvil y las vacaciones familiares en la Costa del Sol. Se me vienen entonces a la mente muchas Españas: la España posible del 31, la totalitaria del 39; la España de Cernuda y sus poetas, y la España asesina de Lorca... La derecha siempre renace, adoptando disfrzces muy diversos. La de hoy es una derecha envalentonada - con esa arrogancia propia de quien se cree naturalmente superior pero se ve "momentáneamente" relegada al banquillo - y por lo tanto, muy peligrosa. Basta pasearse por cualquier foro de opinión controlado por estos matarifes de la democracia para darse cuenta del tipo de país que prefieren. Devotos de la Virgen María y de los selectos clubs de tenis de sus ciudades (desde donde más tarde ellos ascenderán a los igualmente selectos puticlubs frecuentados por sus católicos progenitores), son los mismos que llenaron los autobuses el pasado 18 de junio, con sus hij@s de la mano mientras portaban banderas y pancartas contra desviad@s, maricas, y bujarrones. Pijas guitarreras con tortícolis, no se sabe bien si por tocar la guitarra, o por las misericordiosas felaciones que realizan en alguna oscura habitación del barrio de Salamanca a sus "novios bien" vestidos con camisetas de diseño (porque chupando pollas no te quedas embarazada y además le demuestras lo "mujer mujer" que eres). España no es un país normal, no. Yo todavía no me creo que se haya aprobado una ley como la que se ha aprobado. Dentro de tres años, nos enfrentamos nuevamente a elecciones generales: me asusta pensar que tenemos tan poco memoria histórica que para entonces se nos habrán olvidado el Prestige, Iraq, el dolor del 11-M, y hasta la boda de El Escorial (hay qué ver qué guapa iba la niña a cargo del erario público). ¿Quedará suficiente memoria para que sigan rabiando desde los escaños de la oposición? Pregunto...

Comentarios (recuperados)

Mercedes said...

Yo oigo las monstruosidades que suelta Federico Jimenez en la COPE y me erizo y más aún cuando he leído algunos de sus foros. Lo que mas me asusta es que la media de edad de los oyentes de su programa atroz está por los 25 años. Me preocupa esta sensación de que traman algo, las cosas qeu sugieren, lo que pretenden demostrar yo creo que tendremos una nueva campaña tenaz como la que hicieron cuando González pero esta vez si... traspasando todos los limites, si ellos no son el Estado da igual entonces que todo se vaya al carajo así qeu no les va a importar generar el caos...


m said...

como diria Falafel:

medo, medo...da medo...

(contesto largo despues del cafe, grazas por los animos, mi ave)

m.

mountain said...

Estimada Ave

Porque tanta rabia? A veces es bueno respirar profundo y solo seguir. Asi como dice el slogan de mi bebida favorita (jajaja) Keep Walking. El mundo sera lo que tenga que ser, o mejor dicho lo que el ser humano haga de el, y lastimasamente la cantidad de malos supera a la cantidad de buenos. Asi que...

La vida es demasiado corta para llenarla con rabia y con preocupaciones sobre el futuro. Acuerdate solo somos duenos de nuestro presente. Y con eso no te digo que sigamos peleando por un mundo mejor, pero no a expensas de arruinar nuestra felicidad presente.

Mi humilde opinion.

Un beso y una vez mas una tonelada de calma.

Lola said...

La derecha de hoy es la de siempre, es la misma que ha habido en España desde que es España, se disfraza de golfista para diferenciarse del golfo, cierra los ojos y sigue a su líder como si de un equipo de fútbol se tratase, piensa que tiene opinión y su opinión es suya, pero no es más que una organización perfectamente engranada para seguir adelante pase lo que pase, haya quien haya, sin pensar en qué significa la política y qué hay de aquello que hace año llamaban ideales... No sé ni siquiera si saben qué es "ser de derechas" y si se avergonzarían o no si lo supieran...

bea said...

Comprendo y no me preocupan los "de derechas" del barrio de Salamanca o de las regatas de Mallorca.
A quien no comprendo es a los de derechas del barrio de Vallecas o de mi mismo barrio. No comprendo que alguien por tener el plus, hipoteca y monovolumen se crea que es como los del barrio de Salamanca.
Ese, creo, es el auténtico problema la gente que se ha creido que los del barrio de Salamanca los representan.
Yo no conozco a los del barrio de Salamanca pero a los otros, los pobres que se creen que son ricos, de esos, estoy bien servida, es increible como critican las politicas redistributivas de la riqueza, ¡¡claro es que los ricos pagamos impuestos para que los pobre vivan de puta madre¡¡ Esta es mi España.

Anonymous said...

Yo como siempre en otra cosa , pero como me comentaste lo de Noah pues mira casualmente hablando con una amiga me dice que estara aqui el 23 , si te apuras aun llegas http://www.lorca.es/LorcaWeb.nsf/0/D195881FE1539444C1256FDD002EA2B3 .Te adjunto direccion .

Anonymous said...

La derecha es la de siempre... sólo que ahora ha aprendido a usar internet (seguro que en su momento lo pusieron a parir, jajaja)

Cloeweb said...

También pienso lo mismo, desafortunadamente los de derecha sí saben organizarse para cumplir sus fines...creo que tenemos que aprender.

Hiciste un comentario acertado en mi blog acerca de una película. Gracias por el dato. Saludos!!

DoNuTTz said...

Mira, hoy llevo un cabreo "especial" con todo esto. Y es que cuanto más leo, más me doy cuenta de la mierda que mueve a una minoría y que parece ser que tienen hasta peso social y todo. Por desgracia para ellos, el apoyo incondicional de la santa iglesia tiene cada vez menos fuerza en una comunidad como la nuestra, y creo que con la REAL VERDAD por delante, el tiempo pone las cosas en su sitio.
Hoy he reflexionado sobre ello tras escribir un post en mi blog sobre una página que he encontrado en internet titulada "La curación de la homosexualidad". De verdad que es aberrante, pero creo que estamos por encima de todo ello. Porque la estupidez humana es muy grande... pero la verdad, lo es aún más. Yo confío en la gente con más de medio dedo de frente, que es lo que hay que tener para darse cuenta que la "santa" iglesia (por no llamarle put*) no tiene razón.
Y la derecha... no saben ni donde mean. Para muestra, un botón: Álvarez-Cascos despoticró contra el divorcio... y hoy él es un "feliz" divorciado. Hay que joderse.
Un abrazo muy fuerte, gracias por compartir tus ideas y ayudarme a crecer.

shangay lily said...

Adelante, Ave! Lo que nunca debemos dejar de hacer es presentar frente... te has olvidado de lo más importante que tienen ellos: el dinero y el poder. ¡Cómo me ha gustado tu entrada (y la anterior)!
Te quiero bollo mía.

La ubër-bollera Shangay Lily

Purkinje said...

A mi esas cosas me minan la moral...

Al principio una tenia la vaga idea de que todos los demas pensaban mas o menos como ella...

Y poco a poco me fui dando cuenta que nada que ver...que son muchos mas los que piensan lo contrario...

Pero en fin, a veces me paro y pienso...¿me gusta lo que pienso? SI, ergo lo seguire pensando...

Doghouse Reilly said...

Ave...
No me parece bien que satanices las felaciones.
Ea.

lunes, julio 11, 2005

Excusas

He andado con un catarrazo de aúpa, sin ganas de escribir nada de nada. Leo que el Registro Civil de Barcelona ahora pide... ¡¡¡un certificado de idoneidad del consulado de ciudadano extranjero!!! Todo para tramitar el expediente y, naturalmente, denegárselo a las parejas binacionales que quieran casarse. De momento, conozco tres casos: el de Canet, y dos casos de parejas binacionales entre españoles y mexican@s. Parece ser que desde la FEGLT ya se están moviendo para que se den instrucciones precisas a los registros y no sigan ocurriendo estos casos, pero mientras tanto nosotras estamos en un limbo de lo más estúpido, porque ni siquiera podemos comprarnos los billetes de avión hasta que no nos digan si debemos empezar a tramitar el expediente aquí, o en España. Una ridiculez, vamos.

Dos cosas me están molestando del asunto: ahora que ya se ha aprobado la ley, los mismos de siempre se dedican a proponer nuevas razones por las que esta ley nos perjudica. Desde Hispanidad y otros portales afines, se acaban de inventar el bulo de una "Plataforma gay" que se habría pronunciado en contra de la que ya llaman "Ley ZP" porque, según ellos, es una ley que nos perjudica y que dará lugar a mayores niveles de homofobia. El argumento preferido de los conservadores de mierda es, ahora, el siguiente: "Esta ley ha conseguido poner a la gente en contra de los homosexuales, cosa que antes no ocurría." Yo de verdad no sé en qué planeta vive esta gente; mientras l@s demás sufríamos escarnios varios, chistes de maricas y bolleras, o mientras se nos acosaba en nuestros institutos y lugares de trabajo, ell@s debían estar... de vacaciones. ¿Pero cómo pueden ser tan redomadamente hipócritas?

Segunda cuestión: ahora resulta que les ofenden las pancartas aparecidas durante el día del orgullo. Curiosamente, vivimos en un país en el que decir que la homosexualidad es una enfermedad o que los homosexuales nacemos en familias de alcohólicos (o, como dijo en cierta ocasión un prelado de la puta iglesia, somos un virus para la sociedad), es aceptable; algo que puede resultar hasta objeto de discusión en las tertulias de periodistas babosos e ignorantes. Por desgracia, las naciones europeas tienen un concepto de la libertad de expresión lamentablemente limitado y que roza el ridículo, de manera que si esta panda de payasos quiere llevar a los tribunales a quienes portaban esas pancartas, nuestro código penal les da la razón en su artículo 521.1 : “Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican”. O sea: que en España, señoras y señoras, existe y se defiende la censura. Por si alguien no se había enterado. Lástima, con tanto joputa suelto como hay por ahí.

Sí, ya sé. Un post lamentable y patético. Me voy a sonar un rato las narices, a ver si consigo recolectar cantidad de mocos suficientes como para hacerle un regalo a la Conferencia Episcopal.

p.s. encima me llega el portátil nuevo y hala, comienzo a escuchar ruidillos chospechosos provenientes del disco duro. llamo y... ¡tachán! disco duro que tengo que cambiar. serán mamones... pero bueno, está en garantía y encima me han enviado por error una unidad con regrabadora para DVDs, y no voy a ser yo la que les haga apercibirse del error, ¿no? me lo quedo, me lo quedo...

domingo, julio 10, 2005

El Ave vista por sí misma


Si no sabéis quiénes son Rammstein... ¡ah! se sienteeeeeeeeeeeeeeee. Pero eso precisamente lleva sonando en esta casa últimamente.

Cuaderno de notas

Siguiendo una recomendación de Nemo, a partir de hoy no postearé artículos ajenos que sean demasiado largos en la bitácora, sino que los iré recopilando aquí. Añado que, si tenéis artículos interesantes que compartir, podéis enviármelos por correo electrónico. Espero que los disfrutéis.

¿Referéndum?

En los pasados días, os habrán llegado bastantes mensajes de vuestros contactos con el siguiente texto:

EL FORO DE LA FAMILIA ESTA ORGANIZANDO UN REFERENDUM ELECTRONICO,
PARA PRESENTARLO EN LAS CORTES Y QUE SE CAMBIE LA LEY DE
MATRIMONIOS HOMOSEXUALES.

PODEMOS INTENTAR, PARA LOS QUE OPINAMOS QUE LA LIBERTAD DE TODOS
ESTA ANTES QUE LOS PREJUCIOS DE UNOS POCOS, QUE LA VOTACIÓN LES
SALGA LO CONTRARIO DE LO QUE BUSCAN.

ENTRA EN LA PÁGINA Y NO TE EQUIVOQUES Y AL FINAL VOTA SI (bueno,
si quieres, claro)

EL DNI CON TODOS LOS NUMEROS, SIN PUNTOS, Y LA LETRA SIN ESPACIO.

PÁGINA: http://referendumfamilia.com.

POR LA LIBERTAD, LA TOLERANCIA, LA SOLIDARIDAD Y LA IGUALDAD

Os pido urgentemente que cuando recibáis uno de estos mensajes, no sólo NO PARTICIPÉIS, sino que reenviéis el mensaje de vuelta a la persona que os lo haya mandado con el siguiente texto (o similar):

Estimad@ amig@:

Desde el activismo LGBT, considero que la participación en esta pantomima de "referéndum" organizado por el Foro de la Familia es absolutamente perjudicial. Participando en este pseudo-referéndum, concedemos a una organización minoritaria y marginal una representatividad y legitimidad de la que carecen. El único referéndum válido en esta cuestión ya se produjo el pasado 14 de marzo de 2004, cuando el Partido Popular y sus políticas homófobas y antifamiliares fueron desbancados del poder. La soberanía popular, expresada en las urnas, reside en el Parlamento; y esperamos que así siga siendo. Por lo tanto, no sólo no participaré en este "referéndum," sino que te animo a que tú tampoco lo hagas y a que distribuyas este mensaje entre todos tus contactos.

Recibe un abrazo,
..................

viernes, julio 08, 2005

Estampas de la barbarie

Estampa primera: ¿quién recuerda Chatila?

Conocí a M. y S., dos refugiados palestinos de Sabra y Chatila, en septiembre de 2001. Llegaron a España desde el Líbano en una gira que tenía por objeto promocionar la causa iniciada en Bélgica contra Ariel Sharon; un juicio que fue finalmente desestimado por el Supremo belga, en el que se intentó que los tribunales de ese país juzgaran al hoy Primer Ministro israelí como responsable directo de las masacres de Sabra y Chatila ocurridas en 1982. Entonces, más de 2.000 civiles, en su mayoría mujeres, niños y ancianos, fueron masacrados por las falanges de extrema derecha libanesa mientras el Ejército israelí, bajo la supervisión de Sharon (entonces ministro de defensa) rodeaba los campamentos y no permitía escapar a nadie. Durante tres días y tres noches, el horror – indescriptible, incomprensible, atroz – se hizo dueño de dos ciudades de pesadilla. Robert Fisk, ese magnífico periodista británico cuyas crónicas resultan imprescindibles para comprender la historia del Líbano moderno, fue uno de los primeros periodistas extranjeros en entrar en los campos. En su libro Pity the Nation se suceden las escenas de un periodista horrorizado ante una barbarie que el mundo prefirió ignorar: Israel siguió ocupando el Líbano hasta el año 2000, en el que finalmente se forzó su retirada. A día de hoy, se desconoce el número exacto de muertos; la cifra de muertos y desaparecidos se aproxima a los 4.500. Jean Genet lo cuenta mejor que nadie en sus Cuatro horas en Chatila.

M. es un tipo dulce, recto, palestino de ojos tristes y hablante de un pulcro castellano aprendido durante su estancia en Cuba como estudiante. Contaba a quien quisiera escucharle su historia: la historia de un chaval de 11 años que se salvó de la masacre porque su madre lo vistió de niña “y yo, que entonces tenía cara de niña porque no tenía pelillos en el bigote, me salvé porque cuando los soldados descubrieron que era niño y quisieron arrebatarme de los brazos de mi madre para fusilarme, mi madre les mostró un saquito en el que guardaba todos sus ahorros y se los ofreció al soldado encargado del grupo. Así me salvé yo.” Ocho de sus familiares directos, entre los que se encontraba su padre y miembros de su familia inmediata, corrieron distinta suerte, al igual que decenas de sus vecinos. “Este,” me decía M. mientras repasábamos algunas de las fotos que sobrevivieron a la masacre, “era mi vecino. Era un señor muy culto, muy amigo de mis padres.” Y me señalaba la foto de un hombre con el cerebro aplastado, la cara echada al suelo, y las piernas (una de ellas ortopédicas) rotas probablemente a golpes. “Estos de aquí,” me dice señalando la foto de varios jóvenes acribillados a balazos contra un paredón en estado de descomposición, “estos también eran chicos de mi barrio.” Y así, mientras se van sucediendo las imágenes del horror ocurrido hacía entonces 19 años, y mientras a mí se me caían las lágrimas, fuimos repasando fotografías mientras M. y S. (una antropóloga brillante y dinámica, también superviviente de la masacre) me iban narrando las memorias de los muertos. Pasé cinco días con ellos: al marcharse, me regalaron un pañuelo palestino que hoy conservo en casa de mis padres. Todas las navidades, desde aquel año de 2001, ese pañuelo palestino preside nuestra mesa familiar, porque quisimos, mis padres y yo, que M. y S., y todas las víctimas de la barbarie, tuvieran un espacio en nuestra memoria.

1996: el Ejército israelí bombardea el refugio de Naciones Unidas en Qana (Líbano). El telediario mostró las primeras imágenes del bombardeo: un hombre sacaba a un bebé de entre los escombros. Me costó reconocer la imagen de un cuerpecito sin cabeza, porque donde debía estar la cabeza sólo había aire ensangrentado. 102 muertos después, la Unión Europea “condenó enérgicamente” el bombardeo israelí e hizo lo mismo de siempre: una palmadita en la espalda, y... a mirar hacia otro lado.

Estampa segunda: remember Sarajevo

Elma y Tarek son bosnios de Sarajevo. Los conocí mientras vivía en Túnez, aprendiendo árabe. Elma es una mujer joven, brillante filóloga y lingüista, que habla un inglés perfecto y un árabe envidiable. Cuando la conocí, tenía el estómago achicado por el brutal invierno del Sarajevo cercado, que le había regalado un menú invernal de macarrones hervidos con salsa de tomate durante seis largos meses de invierno. Su casa había quedado reducida a escombros, salvo una habitación en la que dormía toda la familia y en la que cocinaban sus macarrones hervidos, conseguidos a cambio de permitir a los milicianos que defendían la ciudad que se apostasen en las habitaciones restantes, ya sin paredes, desde donde miraban hacia las montañas donde se apostaban los francotiradores serbo-bosnios. Tarek había pasado tres años en el frente; el gobierno bosnio tuvo que retirarlo porque se estaba volviendo loco, y le habían mandado al exilio tunecino con la esperanza de que se recuperara. Juan Goytisolo cuenta en Cuadernos de Sarajevocómo en una ciudad bosnia los soldados serbo-bosnios arrastraron por la ciudad el cuerpo de un hombre con un gancho de carnicería metido en la boca. Era, simplemente, una estampa más de la barbarie que se sucedía en el patio trasero de la Europa civilizada. Mientras el imam de Bosnia-Herzegovina, Mustafa Ceric, proclamaba un mensaje de fraternidad y paz y Bosnia se hundía en una espiral de violencia genocida, la Unión Europea se reunía con los carniceros de Belgrado en Ginebra, dándoles palmaditas en la espalda. Luego vendrían Ruanda (donde Francia, esa gran humanitaria, competía con EEUU por el control del África central) y Srebrenica, donde 8.000 hombres y jóvenes fueron masacrados en el espacio de pocos días después de que Naciones Unidas abandonara cobardemente la ciudad. Ocho mil. Una vez, sentadas en un banco debajo de los jazmines que abundan en Túnez y que inundan sus veranos de fragancias pacíficas, le pregunté a Elma por qué nadie había detenido la barbarie. Me miró fijamente y me dijo algo que nunca olvidaré: “Si alguien me hubiera dicho antes de empezar la guerra que yo iba a pasar por todo lo que he pasado, habría pensado que esa persona estaba completamente loca. Nunca, ni en mis peores pesadillas, me pude imaginar que mi país se convertiría en lo que es hoy. Todos mis amigos serbios se marcharon de Sarajevo: no sé dónde están, y tampoco me han escrito para contarme qué es de sus vidas.” Elma volvió a Sarajevo a sufrir la indiferencia de la Europa civilizada. Esa Europa que, en palabras de un autor cuyo nombre soy incapaz de recordar, frecuentemente se olvida de “las violencias fundadoras de su modernidad.”

Estampa tercera: Nueva York, Madrid, Londres... y mañana, ¿yo?

Frente a quienes se alegraron de ver caer las Torres Gemelas (porque los hubo), yo fui de esas personas que sintió un enorme vacío corroyéndome por dentro. Ese día, como el 11-M, se me derrumbó esa otra parte de mi yo partido, de mi yo disconforme, de mi yo doliente de eso que llamamos Occidente. A mí, que siempre me había dolido Palestina, o el Israel antisionista y amigo; a mí, que había vivido de cerca demoliciones de hogares bajo la peregrina excuso de la “lucha contra el terrorismo,” como si la capacidad de aterrorizar fuera exclusiva de unos pocos; ese día se me cayó un poco más mi mundo y terminé de perder la fe que retrospectivamente nunca tuve.

Marzo de 2004: la Cadena Ser anuncia que el Ministerio del Interior ha identificado a Serhan “el Tunecino” como el cerebro de la célula que planificó los atentados del 11-M. Miro la página de internet; vuelvo a mirar. Me quedo blanca, y necesito levantarme y tomarme un vaso de agua. Y luego, otro. Yo conocí a Serhan. Pero no, sería injusto decir “yo conocí a Serhan.” Yo conocía muy bien a Serhan. Coincidimos en mi último año en la UAM, mientras él intentaba completar su doctorado en económicas y yo tenía ganas de terminar mi carrera. Lo recuerdo dicharachero, educado, sensible. Hablando siempre de justicias o injusticias, remotas y cercanas, posibles o soñadas. “Nos han quitado la sala de rezo,” se lamentaba un día mientras me contaba que la administración de la universidad había decidido emplazar un despacho en el pequeño espacio que habían concedido provisionalmente a los estudiantes musulmanes de la universidad para que realizaran sus rezos. Pasé muchos días en blanco: la persona sobre la que hablaba la prensa era un personaje oscuro, siniestro, un auténtico hijo de puta. En mi mente competían dos memorias rivales: el Serhan amable y concienciado de 1998; y el Serhan oscuro, justiciero a sangre y fuego, del que me hablaban los periódicos. Cuentan que Mohamed Atta tuvo su “momento revelatorio" tras la masacre de Qana; que fue entonces, en 1996, cuando decidió dar un giro a su vida y convertirse en uno de los jinetes del nuevo Apocalipsis. Dejé de estar en contacto con Serhan en 1998. La prensa dice que se fue apartando de sus círculos habituales, que fue arrimándose a círculos extremistas. Pero yo aún me pregunto en qu'e preciso momento Serhan se decidió a caminar hacia el otro lado de la cordura.

7 de julio de 2005: salvo un cosquilleo en el estómago que me impulsa a escribir todo esto sin pensar demasiado en lo que escribo, no puedo sentir nada más allá de una triste y monótona indiferencia ante una tragedia que me resulta distante. Durante dos años, todos los días he viajado en metro pasando por la estación del Pentágono. El metro se llena de militares que van a su trabajo de oficina, cubículos donde fabrican muertes teledirigidas con mando a distancia. Las paredes de la estación de metro del Pentágono están llenas de carteles publicitarios de empresas de tecnología militar. Abundan las banderas y la celebración exacerbada de una masculinidad disfrzada de barras y estrellas; despliegues publicitarios que confunden armas con penes, en los que la muerte es una comodidad de diseño, con víctimas no-visibles. Más allá está la siguiente estación: Arlington Cemetery, donde descansan los héroes (los otros, los muertos ajenos, son “daños colaterales,” pero los carteles del Pentágono no me hablan de ellos: para eso están los políticos "dolientes" y “arrepentidos” de sus propias miserias).

Y finalmente estoy yo. Un peón más de un sistema del que reniego pero al que sostengo y del que participo; una marioneta amarrada a cuerdas que sólo me permiten bailar al son de los que mandan. Y sé que siempre y en todo lugar pagamos justos por pecadores, en un círculo vicioso de vacío y muerte de la conciencia que comenzó allá por el tiempo de las cavernas y del que no sé cómo escapar, porque mientras esté viva, seguiré siendo, para desgracia mía, humana.

jueves, julio 07, 2005

Leyes

Cada vez que se abría un socavón en la autopista, mi padre se ponía como un basilisco y decía: "¿Y para esto son ingenieros?" A mí me está pasando lo mismo con lo de la dichosa ley. Sinceramente, no entiendo que a nadie dentro de las organizaciones LGBT se le hubiera ocurrido (¡oh!) que casos como el de Canet iban a producirse. Tan fácil como darse cuenta de que una de las principales razones por la que gais y lesbianas necesitamos casarnos es para seguir conviviendo con nuestras parejas legalmente. Leo el código civil, y esto es lo que dice:


CAPÍTULO IV
Normas de Derecho internacional privado
Artículo 9
1. La ley personal correspondiente a las personas físicas es la determinada por su nacionalidad. Dicha ley regirá la capacidad y el estado civil, los derechos y deberes de familia y la sucesión por causa de muerte.
El cambio de ley personal no afectará a la mayoría de edad adquirida de conformidad con la ley personal anterior.
2. Los efectos del matrimonio se regirán por la ley personal común de los cónyuges al tiempo de contraerlo; en defecto de esta ley, por la ley personal o de la residencia habitual de cualquiera de ellos, elegida por ambos en documento auténtico otorgado antes de la celebración del matrimonio; a falta de esta elección, por la ley de la residencia habitual común inmediatamente posterior a la celebración, y, a falta de dicha residencia, por la del lugar de celebración del matrimonio.

Imaginemos el siguiente escenario: un hombre y una mujer saudíes residen en España. El art. 46.2 del mismo código dice que no podrán contraer matrimonio "los que estén ligados por vínculo matrimonial." Pero claro: interpretando el art. 9.1. al pie de la letra, ese hombre podría contraer matrimonio en España con cuatro mujeres porque la ley aplicable es la de su país, ¿verdad? ¡Ridículo!

Pero eso no es todo. El código civil también dice:

Artículo 49

Cualquier español podrá contraer matrimonio dentro o fuera de España:
1. Ante el Juez, Alcalde o funcionario señalado por este Código.
2. En la forma religiosa legalmente prevista.
También podrá contraer matrimonio fuera de España con arreglo a la forma establecida por la ley del lugar de celebración.

Artículo 50

Si ambos contrayentes son extranjeros, podrá celebrarse el matrimonio en España con arreglo a la forma prescrita para los españoles o cumpliendo la establecida por la ley personal de cualquiera de ellos.

Artículo 51

Será competente para autorizar el matrimonio:
1. El Juez encargado del Registro Civil y el Alcalde del municipio donde se celebre el matrimonio o concejal en quien éste delegue.
2. En los municipios en que no resida dicho Juez, el delegado designado reglamentariamente.
3. El funcionario diplomático o consular encargado del Registro Civil en el extranjero.

O sea, que el juez en cuestión ha debido saltarse estos artículos (especialmente el 49 y el 50) a la torera, y lo que es más grave: según la ley, dos extranjeros pueden casarse en España "con arreglo a la forma prescrita para los españoles" o (bendita palabra, "o") según su ley personal. Entonces, ¿cómo demonios pueden justificar que un ciudadano español no pueda contraer matrimonio en su propio país? No entiendo el pronunciamiento del Superior de Cataluña, porque no tiene ni pies ni cabeza, y mucho menos cuando en el derecho internacional estas cosas están bien claritas. Pero por joder, que no quede... Coño, para hacer chapuzas así tampoco hace falta se jurista.

p.s. muchas gracias de mi tórtola, que leyó todos vuestros mensajes. Le hizo mucha ilusión, aunque lleva todo el día muy triste a cuenta de esto, y eso que yo le digo que no se preocupe. Que aquí estamos, al pie del cañón, para lo que haga falta. Hasta salir en el periódico, o ponernos en huelga de jambre.

Última hora: no escribiré hoy sobre los atentados de Londres. Necesito escribir en frío. Pero me pregunto si la sangre de Blair tendrá el mismo color que la de los iraquíes asesinados bajo su batuta acompañante. O si la de Ben Laden tiene el mismo color que la de los corazones que se nos fueron en Madrid y de los que se nos han ido hoy en Londres. Ah. Probablemente, ninguno de los dos tenga sangre en las venas. Hijos de puta.

miércoles, julio 06, 2005

Nubarrones

Hoy anda mi tórtola triste y preocupada porque ha leído la siguiente noticia. Dos hombres, uno de nacionalidad española y otro de nacionalidad india, han visto cómo en el juzgado de Canet de Mar (al ladito de Sant Pol) les ha denegado la tramitación del expediente de matrimonio aduciendo que la ley personal de los contrayentes rige y puesto que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es legal en la India, el contrayente indio no se puede casar. Nos preocupa, y mucho, porque nuestro caso es exactamente el mismo, y de momento no ha habido respuesta del Ministerio de Justicia a este respecto. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha dado la razón al juez, pero yo intuyo que se van a cagar, y para argumentarlo pongo el siguiente ejemplo.

Supongamos que yo mañana me quiero casar con un ciudadano saudí (hombre). Si, como argumenta este juez, la ley personal que rige nuestro matrimonio es la de ambos cónyuges, en teoría mi marido debería poder prohibirme viajar al extranjero, salir de casa sin su compañía, o por ejemplo, podría casarse con otras tres mujeres, casos todos ellos contemplados en la legislación saudí. Naturalmente, es un absurdo que nunca se produciría, porque la ley personal es la del lugar de celebración del matrimonio al no haber el principio de reciprocidad entre los países de ambos contrayentes. Esta situación es un absurdo con patas, que esperamos que se resuelva muy pronto. Porque mi pobre tórtola se me ha echado a llorar y me pregunta de qué nos ha servido esta ley si no podemos casarnos.

Don't worry, tórtola. We're gonna be just fine...

Fucking Amal

Hoy que tengo que estar pegada al ordenador porque ando cambiando archivos al portátil, me he puesto a ver entre rato y rato Fucking Amal, la película sueca de Lukas Modysson que en Estados Unidos tuvieron a bien traducir con el edulcorado y nada recomendable título de Show me love. La primera vez que la ví la saqué del videoclub en España, y me gustó muchísimo. Es sencilla, tierna, por momentos agridulce, y es una historia de amor adolescente muy alejada de las torpes películas de instituto de Hollywood. Muy recomendable.

Ustedes lo han querido. Esta soy yo (gracias, Lentejilla)

Ave Kid by Lenteja


martes, julio 05, 2005

Huelga (II)

Bien. Vamos de mal en peor. Primero soy María Teresa Campos. Luego Rita Irasema. Ahora Lenteja se apunta al sarao y dice que no, que yo debo parecerme a.... ¡¡¡Ana Rosa Quintana!!!
Veamos: personajes aún más por debajo están... hmmmmm Leticia Sabater, y ya.

¡¡¡¡hombre por dios de la vida!!!!

castigad@s sin posts (y sin postres)

Huelga

Agencias

El comité de empresa de ElAvepuntocom se declara en huelga indefinida hasta que las receptoras de fotografías no confirmen públicamente que yo no me parezco a la Campos. Leñe.

Fin del comunicado

Mi tierruca


A veces echo de menos mi tierruca y mis montañas verdes.

La Campos

Me comparan con la Campos. Es más: me imaginan como la Campos. Enseño a mi tórtola una foto, y no sabe si echarse a reir o llorar. Probina. La responsable ya ha recibido una fotografía a todo color que certifica que yo me parezco a la Campos en el blanco de los ojos y nada más. Ja. Y si no, pido a Little Bellota que lo certifique por mí. Leñe.

p.s. Galicia, te vas a enterar (don't take it personally) :-)

lunes, julio 04, 2005

L@s que ya no importan


Lo conocí en Ammán, mientras esperaba en la cama de un hospital jordano a ser operado. Las balas de la ocupación le habían destrozado el estómago, y aún tenía restos de metal incrustados en la espalda. Mientras esperaba con su madre, las casas de dos de sus compañeros de hospital fueron derribadas por bulldozers en el campamento de Rafah. Cinco días más tarde, asistí a las postrimerías de la demolición de ocho casas palestinas en el barrio de Isawiyye, en Jerusalén Este. Para ellos no hay conciertos, ni buena voluntad.
Hace tiempo que han dejado de importarle al mundo.


Alabanzas al Emperador


Me ofende la estupidez (aquí criticada). Me ofenden las gafas pastiche de Bono, que ahora se dedica a cantar alabanzas al Emperador, mientras El Santo Bob de los Cojones (Geldof) se dedica a prohibir las posibles críticas a Bush. Gente que en vez de tostadas con mantequilla parece que desayuna con diamantes, arrogándose el manto de una autoridad moral que no les pertenece. Gilipollas de diseño berreando ante una "audiencia potencial" (eso decía la prensa) de "más de cinco billones de personas" (como si la superpoblación que mata fuera de repente motivo de celebración). Pijas, también de diseño, subidas a hombros de gentes con las conciencias trastocadas, cambiadas de sitio. Medios que confunden la velocidad con el tocino. Tiempos en los que las petroleras se dedican a realizar campañas publicitarias en "defensa" del medio ambiente y las tabaqueras nos advierten de los riesgos del tabaco para la salud. Tiempos en los que el SIDA ha dejado de ser una enfermedad de maricones (que se mueran) para convertirse en crisis global porque los que se mueren ahora son los negritos de África. Paternalismo cíclico y repulsivo. Hipocresía permanente. Qué asco.

Mi táctica


Mi táctica es
mirarte
aprender cómo sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos...

(Mario Benedetti)



Fotos de tórtola con gata




Becari@s

domingo, julio 03, 2005

Orgullo


En el fotoreportaje de El Mundo sobre el día del orgullo, salen ellas. Son "las madres de los novios," y ayer se pasearon por Madrid, con su peinado de peluquería, para demostrar al mundo lo orgullosas que están de sus hijos. Es mi foto favorita, la que más me ha tocado de todas las que he visto. Quizás porque nosotras jamás tendremos eso.






Una historia cualquiera: hace más de dos años, mi compañera se acababa de quedar sin trabajo. No podía aguantar el ritmo, y lo dejó. A los pocos meses, una medicación le hizo mal efecto y estuvo dos meses en cama, incluidos dos días sin poder hablar. Sus padres la ignoraron; su hermana llamó y le habló a través de mí, sin tan siquiera decirle hola. A los dos meses, sus padres llegaron de visita. Supe que algo andaba mal cuando el primer día nos sentamos a cenar y su madre sirvió a su hija, a su marido, y a ella, y se sentó a la mesa sin servirme a mí. Yo sé que en Turquía eso no se hace - ni en Turquía, ni en Pekín. Me recuerdo hoy, mirando mi plato, no sabiendo qué hacer, cogiendo el cazo de servirme la sopa y guardándome la humillación y las lágrimas para mejor ocasión. Al día siguiente, llegó nuestra cama nueva (pura casualidad); sus padres la obligaron a ir a la tienda porque querían cambiarla por una más pequeña donde no cupiera yo. No la cambiaron. Llegué a casa del trabajo y supe que las cosas habían empeorado. La discusión que siguió fue tan atroz, tan violenta, tan brutal, que a las 12 de la noche le pedí a mi tórtola que nos fuéramos a dormir al hotel que había cerca de casa porque tenía miedo de lo que su madre pudiera hacerme. A nadie le gusta que le acusen de haber metido a su hija en una secta y mucho menos que le llamen "retrasada mental." En el hotel, casualmente, había una convención de lesbianas ese fin de semana: desayuné, lloré. Ese día llovió a cántaros. La última noche, dormí con una almohada agarrada a mi pecho porque seguía teniendo miedo de su madre, pero ya no nos quedaba dinero para pagar otra noche de hotel. Expulsada de mi propia casa. Se marcharon sin despedirse de mi tórtola, y hasta hoy. Su padre le escribe de vez en cuando y llama para saber si hemos roto, si la tórtola quiere volver al redil. De su madre, hermana, y hermano, nada se supo hasta el pasado miércoles, cuando nos llegó un paquete con ropa y una tarjeta diciendo: "Que tengas un muy feliz cumpleaños." La ropa era tres tallas más pequeña. Mi tórtola ya no usa la misma talla, pero a ellos les importa una mierda. Así que sí: permíteme que me emocione ver a padres y madres contando lo orgullos@s que están de sus hij@s y lo mucho que les han apoyado. Porque somos much@s l@s que nos hemos tenido que construir nuestras propias familias, construir otros lazos más allá de lo biológico. Y porque es muy duro estar pasándolas putas y que tu compañera te mire y te diga: "Eres la única familia que tengo; no sé qué haría si te pasara algo."