El Aviaducto

viernes, julio 01, 2005

¿Y ahora, qué?

"... hay que seguir reflexionando. Porque la igualdad sin pensarse es como una golden cage. Y también, porque lo conseguido, llevar lo personal a lo político, es un paso enorme que hay que ir afirmando. No es un gritito de victoria y ya. Es un cambio social en toda regla, con todo lo que eso significa: una apertura a una posibilidad de empezar a cambiar una civilización que obviamente ya no da para más (...) ¿Qué política quiere-desea la comunidad lesbo-gay? ¿Es sólo un deseo de igualarse a un modelo social hetero-impuesto, que se ha mostrado y muestra, como una amenaza para la vida en todo el planeta? ¿Se persigue igualarse a un sistema nefasto o el objetivo habrá de ser empezar a cambiarlo a partir de una diferencia, que no implica desigualdad?" (Little Bellota)

Este párrafo viene del último y magnífico post de Little Bellota, en el que nuestra viajera reflexiona sobre las implicaciones de la ley que se acaba de aprobar. Reconozco que ayer fue un día de tanta alegría, que no tuve tiempo de sentarme a escribir. Me pasé el día en una nube. Salimos a celebrar: respondimos a los insultos y las malas miradas de rigor, pero la ley, el vino y el helado me habían sentado tan bien que por una vez los insultos me resbalaron y me dieron igual. Mandamos a las tres estúpidas a paseo, y decidimos que ya no nos importa porque por fortuna tenemos un país decente al que marcharnos (gracias por ese magnífico post, Bellota).

Pero el día después, las preguntas siguen: ¿y ahora, qué? Leía ayer en algunos foros de internet preguntas como: ¿tiene sentido seguir celebrando el Día del Orgullo ahora que la ley está aprobada? Veamos: "la ley" todavía tiene mucho camino que recorrer. Queda en el tintero la prometida y esperada Ley Integral sobre el Derecho a la Identidad de Género que el PSOE también incluyó en su programa y que nuestr@s compañer@s trans llevan esperando como agua de mayo. Quedan, por ejemplo, cuestiones como si la Seguridad Social cubrirá o no las operaciones de reasignación para personas que no pueden permitirse la operación. Queda revisar todas esas sentencias judiciales en las que mujeres y hombres trans han perdido la custodia de sus hij@s por un mal interpretado y peor entendido sentido de la normalidad. Queda elaborar programas educativos para nuestros jóvenes, para que crezcan en el respeto a la diversidad y no como abanderados de la homofobia carpteovetónica que desfiló por las calles de Madrid el pasado 18-J. Para que no se suiciden, o para que vayan por la vida con la cabeza bien alta. Queda convencer a nuestr@s adolescentes de que pueden y deben vivir su sexualidad de manera libre, pero también responsable (sí: lo del "póntelo, pónselo" todavía no ha calado hondo, ni siquiera en los tiempos del SIDA y las enfermedades de transmisión sexual a triscaporrillo). Queda preocuparnos por nuestr@s ancian@s LGBT y asegurarnos de que tienen una "tercera edad" digna, igual que la del resto de las personas; asegurarnos de que no tengan que volver al armario en sus residencias, de que pueden estar con sus parejas sin que se conculquen sus derechos. Queda luchar contra los Aquilinos Polainos que nos encontramos en el día a día, perderles el miedo a ell@s y a sus prejuicios, quemar los armarios. Queda enfrentarse a una homofobia que ya ha salido de la caverna y se muestra ahora desvergonzadamente, y lo seguirá haciendo en los meses que nos esperan. Queda que nuestras familias y amig@s de unan a nosotr@s en la búsqueda de una sociedad todavía más justa, que no sólo nos vean, sino que también nos reconozcan. Que vayan a nuestras bodas, que bailen con nosotr@s, que compartan nuestra alegría aunque no la entiendan. Queda echarle muchos ovarios porque no hay lesbianas y gais sólo en Madrid o en Barcelona, y en muchas ciudades de España todavía se nos fuerza dentro del armario. Hay que traer la diversidad a los sitios que no son Madrid. Queda vigilar para que se cumpla la ley y no se nos discrimine, porque una cosa es la letra de la ley y otra su práctica. Queda estar alerta y saber que la aprobación de la ley es un paso esencial sin el cual todo lo anterior se hacía mucho más difícil, pero no es el único.

¿Qué le pasará a nuestra comunidad? ¿Qué papel nos toca ahora? Habrá quienes, desde posturas conservadoras, no tengan vergüenza alguna en apuntarse al éxito de un movimiento donde han luchado poc@s. No tardaremos en ver la aparición de organizaciones LGBT de corte conservador aquí y acullá (ya existe una, cierta que no mencionaré, donde se le ha hecho la corte al PP de manera vergonzante), como tampoco tardaremos en ver bodas de dirigentes del PP. Aunque el colectivo LGBT se fragmente (y esto no es sólo previsible, sino quizás necesario), estos últimos meses de lucha me han demostrado que quizás por primera vez - y el discurso de Zapatero es buena muestra de ello - existe un convencimiento en gran parte de la población no LGBT de que la causa LGBT no es una causa minoritaria, de "rar@s." Detecto, por el contrario, un profundo compromiso por parte de muchas personas ajenas al colectivo de enmendar situaciones injustas con una disposición que, por muy quijotesca que parezca, al final está dando sus frutos. Por primera vez, la causa LGBT ha dejado de ser una causa de minorías para convertirse en una causa ciudadana, y esta transformación es clave. Al movimiento LGBT le corresponde, creo, seguir a la vanguardia de esta nueva corriente de aire que nos ha hecho respirar mejor desde que cierto sector de amargados dejó de gobernar este país. Porque todavía quedan muchas batallas por librar, y nos traicionaríamos (y traicionaríamos a quienes nos han apoyado y querido tanto) si no tuviésemos el coraje y la valentía de seguir luchando. La modificación de la ley ha sido el triunfo de la imaginación. La nuestra, y la vuestra.

Gais y lesbianas llevamos muchos años haciendo vida familiar, contribuyendo a esta sociedad que tantas veces nos malacoge. Nada, por tanto, cambiará en ese sentido. Pero sí habrá cosas que sean diferentes: poco a poco, nos visibilizaremos mucho, mucho más (leed nuestros blogs: "hoy me senté con mi padre," "ayer se lo dije a mis padres," "creo que se lo voy a decir a mi madre," día sí y día también). Nuestra mayor visibilización obligará a un cambio de discurso: la gente tendrá más cuidado a la hora de preguntar. Imaginarán más posibilidades. Algún día, dejarán de preguntar si tienes "novio" y te preguntarán si tienes "pareja." Yo no sé hacia dónde va el movimiento, ni qué pasará el día de mañana: sí sé que queda mucho por hacer, y sé también que mi lucha acaba de comenzar como quien dice. Sé que queda mucho por desmontar, muchas casas por barrer, estereotipos y barreras que derribar (porque se puede ser queer, pero también se puede ser sorda, o estar en una silla de ruedas, y ya me diréis qué sentido tiene salir por Chueca cuando ni siquiera puedes salir de la boca del metro). Ya sé que se supone que debería ser más crítica, estar menos contenta, ver el lado malo de las cosas. Pero es que después de tanta tristeza, lágrimas, abandonos, después de tanta mierda, me permitiréis que siga siendo feliz al menos un día más.

11 Comments:

  • Tremendisimo post. Enhorabuena!!!

    By Anonymous marca, at 3:34 p. m.  

  • No: un sólo día de felicidad no es suficiente. El objetivo, la respuesta a las preguntas es hacer precisamente esa la cuestión del planeta: desplazar los valores podridos -simbólicos y los otros- como el centro de lo que vivimos, y agarrar precisamente el sentido de la felicidad, la vida.

    Esa es la diferencia que hay que empezar a marcar: gente viviendo feliz.

    mil besitas ,

    m-bellota en movimiento.

    By Blogger Bellota, at 3:35 p. m.  

  • m cuanta razon tienes. Cuando el ser humano realmente se de cuenta que tiene una sola vida, un tiempo y nada mas, a lo mejor se entere que es inutil y esteril andar dando peleas sin sentido. Yo tambien quiero un mundo feliz, no el de Huxley, uno verdadero, donde la cordialidad y la fraternidad esten a la orden del dia. Brindo por eso. Salud!!!!!!!!!!!!!!

    By Anonymous mountain, at 3:58 p. m.  

  • Hoy no hay guasas... Sólo un sonoro "PLAS PLAS PLAS..."....

    Abrazotes

    By Anonymous Doghouse Reilly, at 4:46 p. m.  

  • Claro que sí Ave, hoy y todos los días, porque desde la fellicidad se lucha más y mejor.

    Un besazo!

    By Anonymous La Luz, at 5:05 p. m.  

  • Sabes? Sólo me da miedo una cosa: que en cuanto haya un mínimo problema en alguna adopción, los del foro de la familia digan eso de "veis? ya lo avisamos". Puaj...

    By Anonymous Lola, at 5:09 p. m.  

  • No te preocupes: miles de niños víctimas de abusos, más de 70 mujeres asesinadas sólo el año pasado, y en general varios miles de años de vergonzoso patriarcado serían suficientes para callarles la boquita.

    By Blogger El Ave, at 5:16 p. m.  

  • feliz ayer, hoy y mañana también!
    Besos mil
    Lauropata

    By Anonymous Anónimo, at 5:27 p. m.  

  • Corto y pego tus palabras:

    Queda echarle muchos ovarios porque no hay lesbianas y gais sólo en Madrid o en Barcelona, y en muchas ciudades de España todavía se nos fuerza dentro del armario. Hay que traer la diversidad a los sitios que no son Madrid.

    Pues eso, que aqui la ley se sigue contemplando como: "eso son cosas de politicos", "son cosas de gente rara","que hagan lo que quieran", sí, aquí ,se sigue hablando (bueno, ni siquiera se habla de la ley) como si se hablara del Trasvase del Ebro (a nosotros eso no nos afecta.
    Que conste a veces hablo con vosotras y veo todo el tema ese de la visibilidad, que he ido a casa de mis padres, que hemos sacado de paseo a mi abuela,que nos hemos comprado un piso,que viva la visibilidad,....y pienso ¿pero en que puto pais vive esta gente? Desde luego, no en el mismo pais que yo, eso seguro.

    By Anonymous bea, at 5:42 p. m.  

  • En cierto modo, creo que cada un@ vivimos en el país que nos hemos construido.... Quiero decir: viven (vivimos) en el mismo país, con los mismos odios y las mismas limitaciones. Sólo que llega un momento que lo mandas todo a la mierda y que le den a las convenciones y a todo, y decides que el mundo será como a tí te de la gana que sea. Creo.

    By Blogger El Ave, at 6:25 p. m.  

  • Pos vale, ya me creo que puedo cambiar siglos y siglos de (mala) educación de toda esta gente.
    Lo peor de todo es que los comprendo, ¿como puedo culparlos? si hasta a mi (que soy quien tiene estos sentimientos) me cuesta entenderlos, me cuesta explicarlos.
    No, yo no puedo explicar porque me gustan ellas, que le quieres, es inexplicable.
    Esto es lo que hay, ya está.

    By Anonymous bea, at 9:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home