El Aviaducto

lunes, agosto 08, 2005

Hasta siempre, S.

S. siempre llegaba a mi clase sudorosa, con un patinete enorme a cuestas decorado con graffittis y pegatinas. Desde el primer día me pareció una chica simpática y creativa, aunque me costaba hacerla participar en las discusiones. Suspendió el primer examen del semestre. Me sorprendí tanto que al final de la clase la llamé aparte y le pregunté si todo iba bien, si tenía algún problema. No sé, me sorprendía que siendo una persona tan despierta me hubiese escrito un examen tan terrible. "Problemas," me dijo. Un poco de estrés, y el sentirse descolgada en la clase. "Soy vergonzosa y no me atrevo a participar en las discusiones." Al día siguiente, tracé un nuevo plan de lecciones y a partir de entonces tuvimos discusiones en grupos y después puesta en común: un método no muy efectivo para enseñar todos los contenidos, pero que sirvió para que S. se integrara en todas las clases. "Si necesitas ayuda con la clase, lo que sea, me lo dices y ya me encargo yo de que llegues al final del semestre cómodamente, ¿vale? Y no te olvides de seguir haciendo las cosas que verdaderamente te gustan, que no todo se compone de clases y apuntes." Esas fueron mis palabras. Al día siguiente, me mandó un correo electrónico en el que me escribía dándome las gracias por haberme tomado el tiempo para "hacerle sentir que no era un simple número más en una clase llena de gente." Al final del semestre, fuimos a cenar en grupo y la recuerdo sentada, muy callada y escuchando atentamente, pero riéndose con los chistes de sus compañer@s. Más tarde, en un correo donde me mandaba sus tareas atrasadas (habíamos llegado al acuerdo de que para subirle la nota podía enviarme sus propias reflexiones sobre las lecturas), me felicitó las fiestas navideñas.

Hoy me he enterado de que S. murió la semana pasada en un accidente de tráfico en la India, donde había ido a enseñar a leer y escribir a niñ@s desfavorecid@s. Tenía 20 años, y toda una vida llena de generosidad por delante. Aunque ya no puedas leerlo: gracias S. por haberme permitido aprenderde tí.

9 Comments:

  • He seguido la historia con mucho interés y al leer que esta chica había muerto he sentido un escalofrío. Descanse en paz.

    By Anonymous Armel, at 3:01 a. m.  

  • Además de entristecerme como pocas veces por algo que leo...

    Ave, me he sentido profundamente avergonzado, yo trazando planes para que MI vida sea como YO quiero y donde YO quiero... Cuando otras personas, dejan en YO en un segundo puesto, y encima, les pasan cosas tan terribles.

    No conocí a S, ni creo en una vida posterior ni en descansos eternos... Pero procuraré tener su brevísima historia como ejemplo en mi memoria.

    Gracias Ave

    By Anonymous El ligre, at 6:08 a. m.  

  • Una historia preciosa Ave,ultimamente las cuentas con frecuencia.

    By Anonymous dama, at 6:35 a. m.  

  • ............,|)......|_\\\\\\\\
    ............/|)......|).\\\\\\\\
    .........../.|)......|)..\\\\\\\\
    ........../..|)......|)...\\\\\\\\
    ........./...|)......|)....\\\\\\\\
    ......../....|).......|).....\\\\\\\\
    ......./...,-- ---_...|.......\\\\\\\\
    ....`\\\\\\\\==-,,;,,;,,;,,,,,,,-==;7~.~.~.~.~.~
    ...~.\\\\\\\\__....__...__.....__/~.~.~.~.~.~
    ...~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~.~r.


    en fin, las historias de la vida real siguen a veces un rumbo imprevisible. Nosotros navegamos hacia delante con aves como tú que nos dan perspectiva...

    By Anonymous soyelfan, at 11:56 a. m.  

  • Ay, cuanto lo siento, amada Ave. No sé qué decirte, la verdad. S´lo puedo quererte y sentir que sufras aunque eso sea una parte de esta vida. Sonará a cliché, pero los budistas enseñana sabiamente a no aferrarse a nada en esta vida... te quiero.

    By Blogger shangay lily, at 12:44 p. m.  

  • Las palabras más bonitas que he escuchado en mi vida:

    "Gracias por haberme permitido aprender de ti"

    Seguro que ella también pensó muchas veces en decirte esas palabras:

    "Gracias por haberme permitido aprender de ti"

    By Anonymous bea, at 1:40 p. m.  

  • Justo vengo de otro blog de un amigo diciendo que acababa de tener un accidente con el coche, que ha quedado en siniestro total, y de repente leo esto...
    Nunca sabes con qué noticia despertarás al día siguiente, qué ocurrirá, quien te despertará, quien marcará tu vida, de quien aprenderás... Y aún sabiéndolo lo inesperada que es la vida, nuna dejará de sorprender...
    Precioso post dedicado a esta niña.
    Un beso enorme, guapísima :)

    By Anonymous DoNuTTz, at 2:06 p. m.  

  • Un artículo precioso Ave. Un abrazo...

    By Anonymous La Luz, at 2:31 p. m.  

  • ...

    By Anonymous Mercedes, at 5:36 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home