El Aviaducto

domingo, agosto 21, 2005

Porque soy "libre de opinar" (o "con dos cojones")

Iba a escribir un post sobre una bonita página de internet de Focus on the Family, la organización de locos fundamentalistas de la pradera de James Dobson que tiene su réplica en el Foro de la Familia que organizó "la manifestación más grande de la democracia" en Ejpaña (Ana Botella dixit). Como podéis comprobar, es una página muy entretenida, donde esencialmente se ofrece un listado de "pistas" para saber si el niño te ha salido o te puede salir maricón: si juega con muñecas, si prefiere la compañía de las niñas, o si por ejemplo sus compañeros tienen la sana costumbre de acosarle llamándole "mariquita" y otras inocentes palabras por el estilo, entonces debes ponerte en contacto inmediatamente con ellos y nada, te resuelven el problema en un pis pás de terapia reparativa e internamiento en un campamento para maricas. No son los únicos. Cuando el PP llamó a Don Aquilino Polainas al Senado, sabían perfectamente lo que iba a decir. Es una estrategia calculada: una de cal, una de arena. "Nos manifestamos por la familia" y "no tenemos nada contra los homosexuales." Como el juez de paz de Albal, que ha dicho que a él no le da la gana casar maricones porque él "es libre de opinar" y nadie puede obligarle a casar a nadie. Que vaya desfachatez eso de que dos maricones de mierda hayan decidido, mire usted por dónde, "complicarle la vida a él." Y que a él, en el fondo, lo de ser juez de paz pues como que le resbala un poquitín y que lo que de verdad le interesa es su negocio y sus vacaciones, y punto. Pues oye, nada. A mí este señor me ha dado una idea estupenda. El año que viene cuando me toque pagar a Hacienda, voy a ver si cuela y no voy a hacer la declaración, porque oigamireusté, a mí no me gustan los impuestos y a ver por qué yo tengo que pagar, ¿no? Vamos, que es la mar de lógico y de sencillo. Aunque ya parece que el Ayuntamiento está estudiando tomar medidas. Lástima, porque a mí esto de que la derecha casposa-asquerosa ejerza de libertaria como que me hace un poquillo de gracia, o eso de que de repente empiecen a hacer uso de conceptos tan progres y democráticos como la "libertad de conciencia," la "libertad de expresión," y tantas otros maravillosos conceptos cuyo uso siempre han negado a l@s que no pensamos como ell@s.

p.s. por cierto, a quienes seguís insistiendo en dejarme comentarios... de verdad, ¿para qué os molestáis? Habiendo como hay diecisietemilquinientos millones de blogs abiertos en la blogosfera, ¿realmente os parece tan grave que yo escriba lo que me da la gana en el mío? Y sobre todo: ¿para qué os molestáis en seguir leyendo? Yo es que hay cosas que no entiendo, de verdad.