El Aviaducto

viernes, septiembre 16, 2005

Otros mundos

Tengo una abuela sorda y tres tíos abuelos sordomudos. Bueno, ahora solamente uno porque dos ya fallecieron. El caso: desde pequeñita, transité por ese otro mundo que era el mundo de mis tíos, cuando me iba a pasar todo el verano, desde junio a casi octubre, al pueblo. Mis tíos nunca fueron a la escuela. Desde niños, aprendieron a trabajar el campo, a cuidar las cabras de su madre para los quesos. Uno de mis ellos es muy sociable y tiene amigos en todas partes, incluso llegó a marcharse al norte a trabajar cortando madera, y cuentan que se enamoró de una muchacha pero que finalmente regresó al pueblo porque la vida se le hacía dura. El otro era un cacho de pan, pero en su soledad de alma pensativa bebía demasiado. Su mejor amigo era su burro, y cuando el burro murió a él se le rompió el corazón a cachitos y se nos fue pocos años después. Mis tíos nunca utilizaron el lenguaje de signos estándar, sino un lenguaje propio, creado por ellos mismos, que cubría todas sus necesidades expresivas. Cuando nos sentábamos a conversar con ellos, sabíamos que estábamos en su terreno, que los desaventajados, los torpes, éramos nosotros. Que si queríamos entender, tendríamos que echarle imaginación al asunto, y que si no entendíamos la culpa no era de ellos (que sabían perfectamente lo que querían decir) sino nuestra, por no saber imaginar las palabras que acompañaban a cada signo. Con los años, como ocurre con todos los lenguajes, aprendí a descifrar la mayoría de las expresiones que utilizaban (un ejemplo: las manos en posición de estar esposadas representaban.... el pueblo de mayor tamaño a unos 15 kms., porque allí estaba la cárcel). Aún cuando mi comprensión fuese incompleta, creo sin embargo que el haber crecido en un entorno en el que con frecuencia las palabras que salían de mi boca no servían para nada me hizo estar atenta al hecho de que muchas veces el mundo no es como lo vemos, sino como lo representamos/imaginamos. Al igual que una persona ciega se mueve en un mundo más táctil y sonoro, mis tíos y yo nos movíamos en un mundo donde resultaba fácil representar objetos visibles, pero donde había que echarle imaginación para representar lo no visible. Desde que soy pequeña, pues, me fascina el lenguaje: las posibilidades de lo dicho y no dicho, de lo que se dice y de lo que no se quiere decir, de lo explícito, de lo camuflado, de esas meteduras de pata inintencionadas que nos delatan muy a pesar nuestro.

Todo este rollo viene, obviamente, por el post anterior y vuestras reacciones al mismo. Obviamente, no soy tan lerda para pensar que Vico utilizó con pleno conocimiento de lo que significa la palabra "tildar." También sé (porque a mí me ha pasado) que los periodistas generalmente hacen lo que les da la gana y adornan sus textos como les place. En realidad, la utilización del término "tildar" es lo de menos. Lo que a mí me parece preocupante es que con actitudes como esta, lo que estamos haciendo es pasar del armario a una falsa sensación de "normalidad" sin haber pasado previamente por la verdadera normalización social. Porque al menos en mi ciudad ser bollera no es normal. Me lo recordó el otro día la amable funcionaria de la Seguridad Social que, a mi respuesta de si Tórtola tendría acceso a la misma, me respondió que ella no sabía cómo funcionarían las cosas con "estos" matrimonios, "porque claro, no sé si serán como los matrimonios normales." Y que, al percatarse de lo que había dicho, enrojeció ligeramente y suspiró aliviada cuando le dije que no pasaba nada, que es "normal" y que de todos modos ya lo arreglaríamos. El problema que delatan las declaraciones de la Vico, como las de su compañera de reparto, es un problema de invisibilización (en su caso, involuntaria y creo que bienintencionada), que es precisamente contra lo que se ha estado luchando durante tanto tiempo. A mí que Patricia Vico diga X o Y me daría igual si no fuera porque para millones de personas se ha convertido, como por arte de magia, en portaestandarte público de lo que significa (o puede significar) ser lesbiana en este país. Su "lesbianismo" es un lesbianismo light, amable, llenos de arrumacos. Todo muy positivo, muy guay. Creo que las únicas personas que no aceptan su relación son los padres de la tal Maca porque claro, debe ser que son del Foro de la Familia (o eso parece). Pues... qué suerte, de verdad. Pero más allá de la caracterización de una forma de vivir esta relación en la ficción, está Patricia Vico como actriz-que-hace-de-lesbiana y que, en el fondo, sin ser lesbiana, nos representa (voluntaria o involuntariamente, por su parte y por la nuestra). Y en este sentido, decir que su relación (y yo también he visto la entrevista de Canal + con la Siñeriz, por cierto bastante lamentable) no es "nada más" que una historia de amor, tiene dos lecturas. La que sugería vosotros, la bienintencionada, la del buen rollito, y la mía, que es personal: que todavía hace falta decir lesbiana en público hasta la saciedad, cien mil millones de veces, hasta que le quitemos a la palabra ese poso, ese aura de vergüenza, de cuasicriminalidad, que parece que envuelve a la palabra cada vez que sale de la boca de alguien. Que no pasa nada porque la gente se sonroje las cincuenta primeras veces que dicen "lesbiana," hasta que la palabra deje de ser lo que es y se convierta en significante de otra realidad. Porque el lenguaje no es inocente, y no querer calificar esa relación de lésbica es, llana y sencillamente, un travestismo revestido de esa vergüenza que todavía nos aprisiona en el ghetto. Porque a mi madre, con una hija a punto de entrar en los anales de la historia de su ciudad como la primera tortillera que se casa en el puebluco, todavía le cuesta pronunciar la palabra "lesbiana" sin sonrojarse, o sin que le de la risita floja.

Yo no sé cómo representarían mis tíos la palabra "lesbiana." Me imagino que representarían una figura femenina con sus manos, señalándose los pechos imaginariamente abultados y una melena melena larga (y en el caso de mi tío, moviendo rápida y exageradamente las pestañas), por partida doble, y luego harían una mueca con sus labios en plan cariñoso. Pero de cualquier forma, sé que esa representación sería más real, más auténtica, y menos avergonzada que la de quienes pensáis que después del 30 de junio de 2005 hemos pasado alegremente del armario a la normalidad simplemente porque ahora haya una pareja de lesbianas en televisión.

26 Comments:

  • No veo las urgencias esas, pero tienes razon en lo que dices de la falsa moral que se le esta dando. Que se ha empezado una casa por el tejado y que falta un proceso intermedio de asimilacion.

    La gente lo traga, que no es lo mismo que lo acepte. Pero por otro lado, supongo que hay que darle tiempo al tiempo. La sociedad evoluciona muy poquito a poco y el salto ha sido muy grande, asi que hay un desajuste, pero con el tiempo todo se amolda y encaja. Ya veras.

    By Anonymous babymoon, at 1:00 p. m.  

  • Urgencias no, hospital central que me lio xD

    By Anonymous babymoon, at 1:01 p. m.  

  • Eso digo yo....

    Ves a lo que me refería cuando en la prehistoria yo decía que la serie es ciencia- ficción....

    POr cierto, hoy ha sido un buen dia, ya sabes por qué lo digo, verdad.

    Besitos para las cuatro.

    By Anonymous bea, at 1:38 p. m.  

  • Yo es que sigo sin entender porque la normalidad tiene que ser light o neutral o normalidad significa dejar de llamarse lesbiana o dejar de luchar por ciertos derechos... Pero lo que si debería significar es que de una vez por todas dejáramos de ubicarnos en Guettos yo quiero que se me respete en tanto como bisexual que como ser humano y si escribo sobre ciertos temas o trabajo con algunas asociaciones en ciertos temas, no quiere decir que me guste militar, lo hago porque es necesario pero yo de verdad al menos espero que un día estas pendejadas de la militancia se pase y no sea necesario decir soy lesbiana hasta el cansancio o soy heterosexual hasta el cansancio... Es verdad que es una relacion ñoña la de esta serie pero no deja de ayudar aunque nos repatee en nuestra militancia. Es una serie vulgar, pobre, con guiones pobres y peor producida pero en este caso no estan haciendo un mal trabajo.

    LA gente no acepta interiormente muchas cosas, solo lo tragan y no solamente esto se aplica a la homosexualidad a mi madre no le gustó ver a sus hijas con gente de color, ella lo traga, lo acepta y hasta termina cayéndole bien el novio negro primero de su hija y despues de su nieta, y hasta lo aceptará como marido pero en el fondo siempre pensará que pudo buscarse un novio blanco, asi son las cosas. Aqui lo importante es que mi madre, por mucho que pueda sentir esto sabe que tiene que respetar a ese novio negro, aceptarle y tratarle bien porque lo que ella siente interiormente esta mal y es una tontería. Y mañana vendrán lso bisnietos negros, o cafe con leche o a rayas como las cebras y para ella serán sus bisnietos y los va a consentir como ya hizo con sus nietos... Pero ah no nos engañemos si le dieran a alegir, habría preferido que fueran blancos, algo que por supuesto jamás saldrá de su boca, pero ahi esta dentro de ella ese sentimiento... Esto es lamentablemente normal, vivimos llenos de prejuicios pero hay que forzar a que, por lo menos se los guarden... No se trata de pensar en una utopia donde la normalidad será real y todos viviremos en un mundo de arrumacos y aceptación, pero forzar esa aparente normalidad en la que la gente se tenga que enfrentar a sus prejuicios y guardárselos y "tragar"... Por ahora es un paso y conociendo a la raza humana será el unico paso qeu se medio logrará

    By Anonymous Mercedes, at 1:54 p. m.  

  • cuanta razón tienes...

    By Anonymous mangaxhombro, at 5:24 p. m.  

  • La historia sobre tus abuelos me ha parecido fantastica! y el tono de tu post?me ha sorprendido muy gratamente,que buen rollo me ha dado!

    Creo que ahora te entiendo,hay que acostumbrar a l@s eterosexuales a la
    a la realidad de lesbianas y homosexuales,tratar de ignorar esa realidad con el (no es "nada más" que una historia de amor)es correr demasiado.

    supongo que la aceptacion social no se trata tanto de que heterosexuales,lesbianas y homosexuales son iguales sino que lesbianas y homosexuales son una realidad que tiene que ser asumida y respetada.

    no me entendais mal eso de (son iguales)
    os imaginais que todos fueramos iguales?todos votando al pp y vistiendo la señera de agata ruiz de la prada.

    By Anonymous ICARO, at 11:07 p. m.  

  • Sólo he visto seis o siete capítulos de esa serie así que no puedo hablar con conocimiento de causa, pero no creo que con "nada más que una historia de amor" se intentara ignorar o quitarle importancia a una situación social determinada (el hecho de que, a día de hoy, mucha gente sigue sin aceptar la homosexualidad). Más bien creo que pretende mostrar al gran público que detrás de la causa o de la militancia lo que hay son personas que se profesan los mismos sentimientos que ellos han experimentado alguna vez: amor, deseo, celos, pasión, miedo de perder al otro, dolor por una ruptura.

    No digo con esto que haya que obviar el hecho de que una pareja homosexual se enfrenta a situaciones que una pareja heterosexual no tiene que sufrir. Pero yo creo que es positivo que una persona heterosexual, al ver a Maca en la serie llorando tras una pelea con Esther, se ponga en su pellejo y se emocione porque ella ha pasado algo similar, sin pararse a pensar en que Maca llora por alguien de su mismo sexo. Es una tontería, pero a lo mejor es la diferencia entre que una persona tenga que "tragar" con la homosexualidad, y que empiece a comprenderla.

    Otra cosa es que la serie presente a las protagonistas en una situación social idílica, plenamente aceptadas en su entorno laboral (me hace gracia que se besen y se cojan de la mano en el trabajo, porque me estoy imaginando qué me dirían mis jefes si saliera con uno de mis compañeros y nos dedicáramos a hacernos carantoñas en horario laboral, por mucho que fuéramos una pareja heterosexual), pero bueno, también he visto que en esa serie, los pacientes son ingresados, diagnosticados y operados todo en el mismo capítulo, y eso sí que es idílico e irreal...

    By Anonymous Cora, at 12:49 a. m.  

  • JA,JA,JA,JA,Y TAN IDILICO!

    By Anonymous Anónimo, at 1:47 a. m.  

  • Yo vuelvo a estar más cerca de la postura de Mercedes (por cierto he leido en el otro msje que no has podido postear en mi blog, no sé porque será quizá tengo mal configurado lo de los mensajes, ahora mismo voy a ir a ver qué ocurre!) En principio entiendo (y comparto) la postura de Ave, más militante pero siendo más realistas tenemos que aceptar que muchas lesbianas y gays ni siquiera se movilizan por sus propios derechos, por desgracia es así, por tanto tampoco podemos esperar que tomen la bandera reivindicativa gente a la cual el tema le toca de forma tangencial. Si lo hacen se lo agradecemos profundamente pero creo que con que nos respeten ya es un primer paso y otro que también debemos intentar es hacer que la propia gente GLBT se involucre más de lo que lo está en general.

    By Anonymous Armel, at 5:36 p. m.  

  • Un artículo muuuy bueno Ave, la verdad es que dices muy bien dichas algunas de las cosas que yo tenía en mente cuando comenté el post anterior. Por otro lado, también estoy cerca de las opiniones de Cora y Armel, que creo que dicen cosas muy acertadas. Pero es un tema muy interesante el de las representaciones, porque es verdad que hoy en día las cosas no son lo que son sino lo que representan, y cómo se representan. A mí me encantaría encontrar una serie, una novela, una película que satisfaga mi idea de lo que sería una representación acertada de un personaje (o una relación) homosexual, pero por el momento no he visto gran cosa. Fíjate que una de las representaciones más satisfactorias (para mí) se encuentra en una novela gráfica.

    Bueno, tú sigue contándonos, y suerte con la boda...

    By Blogger Lucecilla, at 6:28 p. m.  

  • BLUE?

    By Anonymous Anónimo, at 10:50 p. m.  

  • Estoy de acuerdo con que la relación entre Maca y Esther tiene bastante de "irreal" y de "ideal": las estupendísimas reacciones de su entorno, cómo lo viven ellas mismas, etc. Pero sí creo que representa, al menos en parte, lo que yo desearía que ocurriera: un mundo sin ghettos, sin tener que ponerle el adjetivo "homosexual" a tu relación igual que lo omiten los "heterosexuales",... A lo mejor ir un paso por delante de la sociedad en una serie como ésta tiene algún efecto positivo, y ayuda a asimilar como normal algo que hasta ahora se han empeñado en que no lo sea ¿no?

    By Blogger sintapujos, at 2:30 p. m.  

  • Como siempre, Ave, te leo y te aplaudo... me encanta tu post, desde la historia con tus tíos (las historias de pueblo me pierden, ya lo sabes) hasta la necesidad de repetir una y otra vez la palabra "lesbiana" para que empiece a representar lo que realmente somos y desaparezca ese aire de "vergüenza" con el que se ha venido tiñendo esa palabra... lesbiana, lesbiana, lesbiana, lesbiana... y así cien mil millones de veces hasta que la palabra no nos sonroje ni a nosotras ni a los que nos rodean...

    By Anonymous djuna, at 2:42 p. m.  

  • Las de la isla de Lesbos lo llevaban con mucho orgullo, sin embargo.

    Y yo, que soy un devoto de los griegos, lo apoyo desde la raíz.

    Más bien creo que es por la cosa de la fonética. Aunque yo nunca le pondría Ana a mi hija, y lo de lesbi queda como un quiero y no puedo, no sé... Siempre se puede utilizar homosexual, que es mucho más universal.

    Un saludo, amiguita.

    By Anonymous Srto. Miau, at 6:34 p. m.  

  • Nunca he visto la serie pero, por lo que decís, al menos no son como el personaje que hace Anabel Alonso en "7 Vidas", Diana. En 7 vidas ser lesbiana significa ir soltando baba detrás de todas las tías y tratar de tirar los tejos a las hetero, es decir, el tópico tópico que la sociedad hetero tiene de las lesbianas: Cada vez que vemos una tía perdemos el culo, vamos detrás de todas las hetero, somos unas salidas y unas promiscuas... yo misma he tenido problemas con una compañera de trabajo (hetero y estúpida) que se enteró de que me hacía tilín y dejó de hablarme porque no quería que yo me imaginara nada raro (es decir, dejó de tontear y de coquetear descaradamente conmigo porque estaba jugando con fuego y tuvo pánico de quemarse)...y creo que gracias a personajes como el de Diana seguirán pasando cosas como la que me ha pasado a mí: seguirá el tópico de la bollera que toca el culo a las compañeras de la oficina.

    Por lo que parece estas 2 chicas de HC no siguen los tópicos (gracias a Dios) aunque, como ya he dicho, no sigo la serie.

    Respecto a lo de las madres... bueno, yo sólo diré que en otra serie "Aquí no hay quien viva" sale una chica lesbiana, Bea, y siempre que se besa con alguna chica (por suerte Bea tamposo sigue los tópicos) mi madre empieza a quejarse a decir que qué asco, que qué guarras, y a veces cambia de canal...

    Ave, preciosa la historia de tu familia..

    Por cierto: soy lesbiana, lesbiana, lesbiana, lesbiana, lesbiana

    By Anonymous Reina, at 9:36 a. m.  

  • Al igual que ocurre con el postfeminismo, que se inventó hace ya algunas décadas y aún la realidad no se asemeja a sus teorías, está ocurriendo con el concepto de homosexualidad y todo lo que ello conlleva. Se está creando una idea "posthomosexual" que se basa en que con la normalización legal llega la normalización social. En fin.

    Saludos

    By Blogger charlotte sometimes, at 11:32 a. m.  

  • Primero de todo, a mi tambien me encanta la historia de tus tios!

    Y creo que ahora queda mucho mas claro lo que querias decir en el post anterior.

    La verdad es que yo no se muy bien como deban ser las cosas. Se que me jode que alguien diga LESBIANA y se le atraganten las letras. Pero tambien me jode que se me conozca por ser lesbiana.

    Y en realidad creo que prefiero que pongan una relacion idilica en el tele, la llamen como la llamen, a que no pusieran nada. (aunque siempre he querido que pusieran alguna vez lo duro del proceso de admitirse una misma, para que el resto del mundo viera que no es ningun camino de rosas...)

    By Blogger Purkinje, at 7:05 p. m.  

  • Hola!
    Acabo de descubrir tu blog por casualidad, y sin duda es genial, no sé si podré escribir mucho pero te leeré.

    Creo que te interesará este libro: "The Language Instinct", también está en español y es de Steven Pinker.

    Chatunga desde Granada.

    By Anonymous Anónimo, at 8:04 p. m.  

  • Hola, Ave, entro en un plisplas aquí por ver si das o no señales de vida y veo que sigues Sólo un saludo y decirte que cuando puedas me des un toque
    Ya hablamos

    By Anonymous onthe, at 12:02 a. m.  

  • En Galicia se te echa de menos, anochece antes, amanece mas tarde, hace frio e incluso llueve,....todo esto desde que no escribes en el blog, jeje.

    Un besito para las cuatro.

    By Anonymous bea, at 4:34 p. m.  

  • Certero como tu sabes.

    By Anonymous Nemo, at 12:05 p. m.  

  • JOOO!ESCRIBE ALGO NUEVO QUE LA ESPERA ME ESTA MATANDO!

    By Anonymous ICARO, at 4:43 a. m.  

  • Me dejas wordless... Me pondre un poco española: OLE!!!

    By Anonymous Hester Prynne, at 6:22 p. m.  

  • me ahorro el comentario...

    By Anonymous Anónimo, at 4:42 p. m.  

  • Yo sinceramente no creo que Patricia Vico ni Fátima Baeza esté empeorando nuestra imagen, todo lo contrario, la pareja está ayudando a concienciar a la gente, a darse cuenta de que una relación lésbica no es tan distinta a una heterosexual, que tienen sentimientos y que padecen tanto como una pareja heterosexual, incluso más aunque en la serie lo pongan tan bonito, pero eso está mal? quiero decir, en la vida real habrá algunas personas a las que les haya resultado muy jodido salir del armario y no todo el mundo lo llevará tan bien ni lo aceptará como sus compañeros de trabajo, sus padres o demás, pero también hay otras a las que no les ha sido tan díficil y que tal vez no se les ha 'aceptado' en el primer momento, pero sí respetado, por ejemplo a mí y conozco a más personas, y también ha pasado eso en la serie, o nos olvidamos de la reacción de Teresita? que al principio no lo entendía y le parecía algo malo o de la madre homofobica que tenía una hija lesbiana y no lo sabía? o la reacción de los padres de Maca o de la madre de Esther? la madre de Esther se quedó impresionada, no podía creerselo, pero es su hija y no le queda otro remedio que aceptarlo y apoyarla o la perderá (y esa también es una realidad). Además,Patricia no quiso decir que una relación lesbica sea mejor ni peor que una heterosexual ni que no nos haya costado llegar a que se 'apruebe' porque es verdad que mucha gente lo aprueba de verdad, sinceramente, pero hay otra gente que desde que se aprobó la ley dice que le parece bien pero luego en cuanto tiene la oportunidad te la mete clavada (y esto no es culpa de una relación lésbica en TV, es culpa de las personas) yo creo que lo que Patricia quiso decir es que una relación lésbica no es mejor ni peor, que hay que llegar a mirarla como una relación heterosexual, que está igual de bien por eso no hay que darle más importante que a una heterosexual porque no se diferencian en nada, igualmente somos parejas que se aman, del sexo que sea, nada más, por eso le quita importancia a que sean una pareja lésbica, porque eso es lo de menos, no por verguenza ni por ghettos porque en la serie son las primeras que tratan el tema con naturalidad, como hay que tratarlo, Maca es la primera que dice lesbiana sin ningún tipo de verguenza ni pudor si le damos más importancia de la que tiene llegará un punto al que todo el mundo le sea imposible aceptarlo. Eso, a mi parecer es lo que quiso decir.. sin mal rollo, creo que estamos agradando las cosas y magnificandolas, y más cuando son personajes a las cuales les debemos mucho, la actriz poco puede hacer ;)

    By Anonymous Anónimo, at 7:16 p. m.  

  • q envividia teneis de patricia vico....madre mia...pweo bueno, que le vamos a acer...

    ¡¡¡VIVAN LAS LESBIANAS!!! Y OLE PATRICIA VICO!!!!!!

    Fatima y patri....
    Gracias por hacerme ver kien soi en verdad!!!

    By Anonymous Anónimo, at 9:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home