El Aviaducto

domingo, octubre 09, 2005

Chic@s 10

Ayer estaba releyendo EPS de la semana pasada y me dí cuenta de que se me había pasado leer el reportaje sobre "l@s chic@s 10," o sea, gente que había sacado 10 en la selectividad o, mejor dicho, en la PAU, que es como se llama ahora. Me pareció un reportaje blandengue, las cosas como son, pero me lo leí de cabo a rabo para ver cuántas mentiras se pueden contar en tan corto espacio de tiempo y encima hacer que te quede medio bien. Porque según ese reportaje, est@s chic@s, que se han distinguido por sacar solamente dieces en el instituto y en selectividad, son estupend@s, majísim@s, maravillos@s, solidari@s, amiguísim@s de sus amig@s. La prota de la historia, una tal Beatriz de Luanca, es tan maravillosa que incluso es voluntaria con niños de Chernóbil que van a pasar el verano a Asturias. Son buenísim@s hij@s, sus padres no tienen queja, y no sé cuántas maravillas más.

Mentira. Y además, de las gordas. Porque lo que el reportaje no dice es que en realidad "l@s niñ@s diez" son mayormente un grupito de inadaptad@s sociales entre los que más de un@ terminará dándose unas cuantas hostias en la universidad, donde no hay monjitas para protegerles (ni para subirles la nota), o en general en eso que llamamos vida, donde realmente los dieces no sirven absolutamente para nada. Dirán ustedes que qué mala soy, que hay que ver qué crueldades suelto, que será que me corroe la envidia y tal y cual. Pues no. Lo digo y lo escribo porque yo tuve la puñetera desgracia no de ser una "niña diez" tan consistente como l@s del reportaje, pero casi. Y como además de un 9,15 de nota media entre bachillerato y selectividad tuve la puñetera desgracia (nuevamente) de sacar la nota más alta de mi comunidad autónoma en selectividad, pues hablo (creo) con conocimiento de causa. Porque yo he sido, fundamentalmente, una gran inadaptada social (aparte de lesbiana, naturalmente, que también). Porque claro, yo lo que se dice normal, normal, pues nunca lo he sido. Creo que lo único que me diferencia de la mayoría de l@s chic@s que salían retratad@s en la revista es que a mí sí me gustaba el deporte (yudo, badminton, volei, lo que me echaran: sobresalientes hasta en gimnasia), y que afortunadamente me dí cuenta antes de terminar el bachillerato de lo insulsa que resultaba la existencia 10. Pero a lo que iba.

Realmente, a mí nunca me han gustado mis alumn@s 10. Son tan perfectos, tan impolutos, tan tan tan, que parece que les falte sangre en las venas. Un/a alumn@ 10 es fácil de calificar. Bueno, realmente yo nunca he visto ningun@ porque no existen, son todos "casi 10". Al alumn@ 10 es imposible ponerle una nota baja porque el examen está siempre casi perfecto, da igual lo que les preguntes. Habiendo estado del otro lado, sé que esto es el resultado de combinar muchas horas de estudio con la perspicacia de saber qué es lo que quiere leer el profesor de turno. Realmente, si lo piensan ustedes, no es una tarea que requiere de grandes dosis de originalidad. A mí me gustan l@s otr@s, l@s del siete y medio, l@s que se alborotan cuando explicamos historia social con música de tango o la revolución cubana con canciones de Silvio, l@s que se ríen con los chistes de Mafalda sobre la censura argentina, o con los monigotes de South Park en versión cómica israelí. Porque si miras por el rabillo del ojo, verás a mis alumn@s 10 haciendo muecas de desaprobación y entornando los ojos con esa mirada desaprobadora con la que quieren recordarme que ellos están allí para aprender cosas serias, y no chuminadas de la cultura del populacho que tanto detestan.

¿Qué hay, pues, detrás del estudiante 10? Por lo general, un/a chaval/a inadaptad@, sin grandes dosis de originalidad, que hace cosas porque "hay que prepararse," con una aversión profunda a todo lo que conlleve hacer algo de ejercicio, portadores de una visión demasiado elevada y elitista de sí mism@s: "Yo no soy como mis compañer@s de clase." ¿Habrán leído ya a Sartre, aquello de "El infierno son los otros"? No creo, porque lo de Sartre era hastío, no que a los 17 años estuviera plenamente convencido de que esa masa amorfa, "los compañeros de clase," a lo único que se dedican es a beber, a ser unos vagos indecentes, y que nunca serán nada en la vida porque no son chic@s 10. Ya digo, una de esas grandes falacias... Porque esos compañeros de clase, con sus mediocres cincoconnueves y seisconochos han aprendido mucho antes a vivir con sus imperfecciones que l@s chic@s 10. Y encuadrarlos, como hace el reportaje de EPS, en la categoría de "como no son chicos 10, no son estupendos" porque mire usté, los chicos 10 no beben pero la chusma sí, es una estupidez. Así que sí: me ha fastidiado el reportaje de EPS porque mienten como bellacos, y lo saben. Porque yo solamente disfruté mi año de COU, cuando me dediqué a estudiar las asignaturas que me gustaban porque sabía que con un 5 entraba en la carrera de mi eleccción. Curiosamente, fue el año en el que, aún estudiando mucho, me gané a quienes hoy siguen siendo mis amigos (dos tripitidores, hoy en día un excelente diseñador gráfico y técnico de televisión respectivamente). Porque fue el momento en el que dejaron de importarme los dieces de mierda.

Ahora que lo pienso, yo nunca he puesto un 10 a nadie. Porque la perfección no existe, y creo que entre mis obligaciones como educadora, se encuentra la de no edulcorar la realidad.

20 Comments:

  • Yo fui una chica 10 en EGB, chica "notable" en BUP y hasta 1º de carrera.

    En 2º de carrera me quedaron siete, así, una tras otra, 1,2,3,4,5,6,7,.... la primera pensé que me moría, la segunda fue un disgusto, después de la tercera....ya ni miraba las notas en el tablón....jeje, no te cuento por qué fue.....

    Me has puesto una sonrisa traviesa en la boca....que tiempos aquellos.

    By Anonymous bea, at 1:04 p. m.  

  • Ummm, muchas amiguitas son chicas de diez, se tiran horas con el flexo quemando su nuca para ese diez...Pero sólo les importa eso, el diez. Fuera de lo que hacen en clase no se entusiasman por nada que no sea la súper pop. Sin más que dirían ellas. Ummm, a mí me caen bien los despistados, los desordenados, los que se sientan conmigo a destripar una clase...Sólo conozco a uno. Sólo a uno. Y no mira, muchos chicos diez no son unos inadaptados, ¿eh? ya no hay linchamiento al empollón porque puedes ser empollón y pastillero a la vez. Ayyy, no sé. Tengo amiguitas que son chicas 10. Y sé perfectamente que son más tontas que un zapato. ESo desde luego que sí. Luego están los chicos 10 clásicos que son los que describes tú, la chica que tengo delante en clase. Y que me da que este año no va a subir del seis porque ya no tiene a Sor Milagritos. Digamos que la realidad que yo describo es más cercana a la cheerleader o algo así.

    By Anonymous Telita, at 6:57 p. m.  

  • Estamos donde siempre ,10 es el simbolo de la victoria,la victoria absoluta,y es a lo que juega esta sociedad, o vences o no eres nada.
    doctrina de guerra hasta en las escuelas.

    El PAIS SEMANAL es una revista para biopijos,con articulos fashion.

    By Anonymous ICARO, at 7:13 p. m.  

  • Umm... Qué recuerdos. Yo nunca fui un chico diez, pero sí tuve compañeros de esos. Uno de ellos era hijo de un profesor del colegio. El chaval valía, es decir, que era muy inteligente y estudiaba bastante más que los demás; pero no me parecía justo que, cuando fallaba, los profesores le pusieran directamente el 10, como si les pareciera imposible o un sacrilegio relegarlo a una nota inferior.

    Y no me gustaría decir esto, pero sí: todos los chicos y chicas diez que he conocido han sido unos repelentes.

    By Blogger Capitán Harlock, at 7:14 p. m.  

  • Uis, me pitan los oidos...

    Durante mucho tiempo fui un "empollón", y a pesar de casi suspender la selectividad me quedó una nota lo suficientemente buena para entrar en Traducción e Interpretación en Alicante. Posiblemente la carrera más elitista del campus. ¿Por qué? Porque está de moda, muchos quieren entrar y no hay examen de acceso, así que la nota de corte siempre está por las nubes.

    El primer año fue dantesco. La gente miraba las notas de los exámenes de los demás antes que las suyas propias. Era una carrera de fondo, así que dejé de preocuparme por la nota.

    Total, en estos momentos tanto los que sacaban nueves como los que sacaban cincos están en su mayor parte en el paro...

    By Blogger El inadaptado, at 7:52 p. m.  

  • Pues sí Ave, hay much@s chic@s 10 como los que tu defines, un chico 10 de mi colegio era el típico empollón que siempre lo veías por la calle con su madre, nunca salía, no hablaba con casi nadie... y llegó a la universidad y pilló todo con tantas ganas que ahora está el pobre perdido de la vida, metido en drogas hasta el culo y dicen que tiene esquizofrenia... no sé, estas cosas dan que pensar, depués de ser "tan perfecto" y con todo lo que prometía... en fin es una pena

    By Blogger SuperCris, at 1:09 a. m.  

  • ¿Sabes? Hay chicos 10 (o 9,5) que merecen la pena. Y hay chicos notable que se dedican a hacerles la vida imposible a los chicos 10 sólo porque ellos quisieran serlo y no lo consiguen. Y puede que sean unos inadaptados, pero no todos se conforman y miran al resto por encima del hombro. Algunos intentan adaptarse sin éxito, y algunos lo intentan toda su vida...

    By Blogger Azena, at 1:47 a. m.  

  • !!Eres una pobre hija de puta!!. Y que conste que eso en mi pais es un alago. Pues si, tienes razon. En mi caso, en Bachillerato siempre fuy una 6. En la Universidad pase a ser una 10 porque se me hacian faciles todas las materias ya que habia elegido una profesion que me gustaba. Nunca me importo gran cosa la nota que sacara, siempre y cuando pasara de ano. Pero tengo una prima que si fue 10 toda la vida y una ves que le pusieron 9,5 casi se muere. Su preocupacion por las notas era obsesiva. Al menos en lo profesional no le ha ido mal, tiene negocio propio y bastante plata. Otra cosa es la vida personal...

    Una cosa es dedicarte a estudiar algo porque te gusta, en cuyo caso las notas altas son una simple consecuencia secundaria, y otra volverte un "caza notas-altas" para satisfacer a terceros o para creerte mejor que los demas. Esto ultimo si es desadaptado. Esa es la razon por la que existe gente que saca buenas notas y es fresca y otros que no. Hay que ver quien es quien, no es bueno juzgar por anticipado.

    By Anonymous Mati, at 7:34 a. m.  

  • Yo fui chica 9 en el instituto, y juro por dios que no me pasaba las horas estudiando, más bien todo lo contrario, soy el ejemplo perfecto de "procrastinator". Buenos apuntes y panzada la noche de antes fueron siempre mi método de estudio. Mi único secreto era interés por lo que estudiaba, si me interesaba, éxito asegurado.
    Lo que sí puedo decir de mi experiencia como "alumna brillante" es que me pasé 4 años acojonada porque tanto escuchar lo brillante y estupenda estudiante que eres acabas con un miedo absoluto a fallar y decepcionar a todos aquellos que han puesto sus "esperanzas" en ti. Una mierda, en resumen.

    By Blogger fridwulfa, at 12:14 p. m.  

  • Yo siempre he intentado encontrar el equilibrio entre los estudios y la juerga. Que una cosa no me quitase mucho tiempo para la otra y si en la facultad alguna vez (pocas) sacaba un 7 (como mucho) lo único que pensaba es que había estudiado demasiado, que podía haber salido más de fiesta y sacar un 5.
    Creo que el 95% de los que sacan 10 son freakys.

    By Anonymous La pequeña Ricci, at 3:37 p. m.  

  • Yo pude haber sido una chica 10. Era chica 8'9-sin-estudiar y la frase favorita de mis profesores y padres siempre era: Si, si no esta mal, pero si hubieras estudiado un poco mas....

    Y yo siempre conteste, ya, pero si sin estudiar ya tengo buena nota, ¿para que quiero mas?.

    Por eso recuerdo, tanto mi infancia como mi instituto y universidad entre libros (no de texto), juegos en la calle, amigos y diversion. Tuve la suerte de tener buenos profesores del tipo canciones-de-silvio-tiras-de-mafalda que hacian que me interesara mas por lo que estaban contando. Y como me interesaba, me acordaba. Y no necesitaba memorizar datos como un computador.

    Eche mucho de menos eso en la universidad...

    Conoci a varias chicas 10 que eran amigas mias. Una abrio los ojos en el instituto. Otra en selectividad, cuando casi se queda fuera de medicina, que era su ilusion de toda una vida (entro en repesca en Valencia). Y otra hizo fisioterapia porque era la carrera con la nota mas alta (8,9). Ahora es secretaria en una multinacional. Ni aplica la fisioterapia, ni es bioquimica (que es lo que le gustaba, pero que no tenia prestigio porque entrabas con un 6,3...)

    Perdon por la extension!!!

    By Blogger Purkinje, at 6:57 p. m.  

  • Yo siempre fui bastante buena estudiante hasta que llegué a séptimo... suspendí por primera vez en sexto de EGB y me sentí bien porque en el cole ya me discriminaban bastante (ahora sería buyllyng, en aquella época no tenía importancia) sólo faltaba que encima siempre aprobara todo, cateando 1 me sentí como los demás... recuerdo que en mi familia fue un descalabro, mi madre dejó de hablarme varios días, el resto de la familia se me echó encima (habrá que aplicarse Reina... los hubiera matado a todos) y fue un caos. A partir de ahí me empezaron a quedar, sistemáticamente, las mates para septiembre. En plena adolescencia, sin saber lo que quería,inadaptada en clase y sin recibir ayuda por ningún lado era muy difícil ser una alumna brillante, con presión no se puede y eso es lo único que recibía de mi casa.
    Al llegar a BUP me centré un poco (de todos modos siempre he sido comodona y si llegaba al 7 o 7,5... )pero me siguieron quedando las mates, mi cruz... y seguí viendo que a os enchufadetes se les regalaban la snotas y a los normalitos nunca se nos hacía un favor... tengo que confesar que a mi me regalaron las mates de primero de BUP, la profe me hizo ese favor, pero ha sido la única vez.
    Los mepollones eran todos insufribles, repelentes, sos, creídos hasta límites insospechables... estoy sumamente convencida de que ni siquiera estudiaban porque ya sabían que tenían el 10 asegurado... y en COU vi llorar (os lo juro) a una empollona porque había sacado un 8!!!!!!!!!!!!!
    Y tanta historia para (yo) entrar en filología catalana, que pedían un 5,15 y yo tenía un 6,5 de media.

    Realmente no se si merece la pena matarse estudiando para entrar en una carrera... yo estoy segura de que hubiese podido ser mucho más feliz haciendo otra cosa.

    Perdón por el rollazo que he soltado.

    By Anonymous Reina, at 11:06 a. m.  

  • un post 10, ave! es coooña, pero te quedó redondo, oye, del tirón. No sé, ahora mismo sólo recuerdo ser una chica 10 en 3ºBUP, año que recuerdo con verdadero cariño, lo pasé mucho mejor que cualquier otro año de mi vida durante la etapa escolar.. en fin, cada uno tiene su propia anécdota respecto al tema.
    saludos!

    By Blogger sofia, at 12:46 p. m.  

  • yo sólo era una chica diez en gimnasia :)

    By Anonymous NiKiTa, at 2:50 p. m.  

  • Y entonces va y resulta que sois una banda de gafotas-empollonas...

    Rediós.... y yo que siempre me he juntado con las ovejas negras que se sentaban al final de clase, al final del autobús, al final del aula de examen...

    P.D. Yo tamién era "10"... (jugaba de medio de apertura...(juis juis...)

    By Anonymous Doghouse Reilly, at 5:07 p. m.  

  • pues yo he sido una estudiante penosa toda mi vida. Hasta que llegué a tercero de bup. Que pasé a simplemente aprovar y seguí más menos así hasta que acabé la carrera.
    Mi padre siempre conocía al hijo de fulanito que era chaval 10 hasta que un dia nos estaba echando el sermón sobre lo tremendo que era el hijo de tal que míralo, 24 años y despacho en la universidad (un repelente del 15) y que a este paso te va a dar clase a tí, como te descuides (mi hermano y él entraron en la universidad a la vez)
    En este punto mi hermano hizo un comentario en plan, huys ya, pero es que estos se han amargado la vida estudiando para al final, ser unos inadaptados sociales..y yo añadí algo como y además, si, quieres te puedo decir todos los hijos de tus amigos que no dan un palo al agua, así que no creemos que sea para quejarse tanto... (Mi padre nunca más volvió a sacar el tema)

    By Blogger mia, at 8:54 a. m.  

  • Jejeje, me ha encantado el post :o)

    Yo fui chica-10 en COU y eso que no estudiaba casi nada, tenía ls suerte de retener fácilmente la información de los apuntes y ale, me quedó una media estupenda ;o)

    Un beso Ave y Tórtola :o)

    euRia
    http://www.blogs.ya.com/euria2005/

    By Anonymous Anónimo, at 11:39 a. m.  

  • Bueno, yo siempre saqué buenas notas pero no era una empollona, ni me pasaba el día amargada en casa, ni mucho menos. No estudiaba mucho, pero me manejaba bien en los exámenes, creo que en gran parte porque siempre leí mucho (todo tipo de libros) y me gustaba escribir, y de esa forma me expresaba quizá un poco mejor que la media. Lo que siempre se me ha dado fatal es memorizar y las matemáticas. En la carrera sacaba muy buenas notas porque me gustaban las asignaturas y no había que empollar: había que leer libros (literatura), reconocer recursos, sacar ideas, ser crítica, ser capaz de relacionarlas, extraer conclusiones... Había gente en mi carrera que sacaba peores notas porque se empeñaban en "estudiar", es decir, se intentaban aprender los apuntes que daba un profesor, y eso en filología no sirve de mucho. Yo simplemente tenía muy claro cómo había que enfrentarse a un examen de este tipo.

    Estoy de acuerdo en que el sacar notas muy altas es una mierda porque después mucha gente espera mucho de tí, y sientes presión. Al menos hasta que maduras un poco. De toda mi familia (abuelos, tíos, primos...) soy la que más buenas notas ha sacado siempre, y solo hemos ido a la universidad mi hermano y yo (de un montón de nietos). Mi hermano sigue luchando con su arquitectura técnica y yo acabé filología con una media muy alta. Ahora todos creen que soy una especie de cerebrito y que un día de estos tendré un curro millonario. A mí me cuesta hacerles ver que las cosas no funcionan así... A veces digo que si volviera a nacer haría un módulo de peluquería (con todos mis respetos a las peluqueras) o mejor aún, de fontanería, y a vivir... yo misma no sé si lo digo en serio o en broma.

    Yo creo que quizá lo que diferencia al tipo de chicos/as 10 del que tú hablas es la ambición, y yo por ejemplo, de eso no tengo nada. Yo sacaba buenas notas porque me interesaban las asignaturas. Pero como siempre, no todo es tan simple como parece ¿no? Desde ñuego, es un tema interesante y me ha gustado mucho leer el post y todos los comentarios.

    By Blogger Lucecilla, at 11:23 a. m.  

  • joder qué tocho me ha quedado... (cara de avergonzadilla del messenger)

    By Blogger Lucecilla, at 11:24 a. m.  

  • Q mania tienen algunos de generalizar y creer q la realidad de ellos y de su entorno es la del mundo. Q tu fueses una empollona y en un momento te "torcieras" o lo q fuese, no quiere decir q a todos les pase lo mismo.

    Otra tonteria, los "niños 10" se pasan el dia encerrados en su casita estudiando sin parar. Se te ha olvidado q son gordos y gafotas. Y tienen la cara como una paella.
    Pues no, al igual q hay muchos asi, hay muchos otros a los q simplemente no les cuesta estudiar, y no necesitan ni siquiera dedicarle mucho tiempo, alguno de ellos se llevan la ostia padre cuando las cosas se ponen dificiles y no estan acostumbrados a hincar los codos (yo fui de estos), pero se puede salir del bache (yo despues de 2 malos años volvi a sacar notazas, y esta vez ademas por puro vicio, pq me gustaba estudiar (en serio), y hasta me queda tiempo para salir y para no pasar ninguna semanas sin minimo 2 juergas, increible, verdad?)

    Segun tu los niños 10 son practicamente amargados, viejos ya de niños, elitistas de nacimiento, y poco menos q futuros miembros del opus. Curiosamente en mi clase yo era la unica empollona q no daba la nota y era seria (simplemente por eso, pq era seria, en lo demas era como cualquier otro niño ¡hasta hacia deporte y todo!) y los demas 4 o 5 empollones oficiales de clase eran de los mas vivos, espabilados y payasetes, e incluso uno de ellos fue el mas popular y ligon durante todos los años q estuvo alli.

    Otra perla, muy tipica en este pais: "los dieces no valen para nada". Si, en parte tienes razon, en este pais de juguete tener mayor formacion q el vecino del 5º en muchos casos no sirve para nada. Asi nos va. Por suerte en otros sitios la cosa cambia.
    Por otro lado, hay otra opcion q puede llevar a los pobres, asociales y agorafobicos chicos 10 a sacar notazas (ya hablando de chavalines algo mayores, bach y universidad), q es (atencion) q algunos estudian POR EL PLAER DE APRENDER. Si, aunq te resulte increible hay gente asi. Nah, no me hagas caso, seguro q son amargaos de la vida q se refugian en los libros todo el dia para no tener q entrar en contacto con seres humanos. Fijo.

    By Anonymous Anónimo, at 1:06 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home