El Aviaducto

miércoles, noviembre 30, 2005

Juventud, ¿divino tesoro?

Puesto que uno de mis entretenimientos es mirar la procedencia de las visitas al blog, ayer tuve la sorpresa de ver que mi blog había sido referenciado en un foro dedicado a Maca y Esther, los dos personajes de ficción de Hospital Central que protagonizan Patricia Vico y Fátima Baeza. Como ya sabéis, las vías de entrada al blog van desde lo puramente esperpéntico a palabras o frases que se van incluyendo en los posts o comentarios y que hacen que la gente venga a parar aquí. El post referenciado era, en concreto, mi post de septiembre titulado "Pues no" y el que le siguió titulado "Otros mundos," en el que me atreví (¡oh audacia!) a criticar unas declaraciones de Patricia Vico a la prensa. Cuál no fue mi sorpresa al entrar en el foro en cuestión y ver que a una de las super-Vico-fans no se le ocurrió otra cosa que llamarme "cincuentona amargada" por haber escrito ese post crítico. Vaya por delante que (a) como sabéis Tórtola y yo nos sentamos fielmente a babear delante del sofá cual merluzas todos los miércoles por la noche para ver HC; y (b) como no soy en absoluto mitómana, no entiendo que haya gente que tenga la piel ultrafina a la hora de que alguien critique a sus personajes adorados (además de que la cosa me recuerda a esa canción de Rainbow que dice "The lady is starstruck..." en la que el gran Richie Blackmore confiesa estar harto de una de sus groupies). Vamos, que una puede babear con la Vico y hasta pedírsela para los Reyes Magos (que no se me adelante nadie) pero también puede tener un poco de cabecita y pensar que Maca es Maca, Patricia Vico es Patricia Vico, y ficción y realidad son - esperemos - dos campos bien diferenciados.

A lo que iba: me ha resultado curioso que el mejor apelativo que se le ocurra a alguien al leer ese post sea el de llamarme "amargada cincuentona." Esto me ha hecho pensar en que, efectivamente, mi post tenía sentido entonces y lo sigue teniendo ahora, entre otras cosas porque en este país vamos ya asistiendo a un desarrollo muy curioso de diferentes experiencias lésbicas donde se detecta una clarísima ruptura generacional entre gente que, como moi, creció con David el Gnomo y comiendo bocadillos de Tulipán (gracias, Inadaptado), y gente que ha tenido la buena fortuna de crecer con Hospital Central en las pantallas de sus televisores. Porque aunque parezca que no, eso marca. Imagino que yo, a puntito de cumplir 29 años, soy ya una revieja para muchas de las devotas fans de Patricia Vico. Nuestras experiencias son obviamente distintas. Pero me preocupa, y mucho (esto ya lo he dicho en otras ocasiones) esa preocupación que parecen tener muchas chicas hoy en día por sentirse "normales," por dejar las banderas a un lado y desprenderse de la "etiqueta" de lesbiana, que todavía les resulta incómoda e insultante porque nadie les ha enseñado a apropiarse de ella.

Y me preocupa todavía más porque, amén del desprecio que supone que alguien califique a la autora de este blog - escrito por otro lado desde el compromiso activo - como "amargada," esto llega en un momento en el que la FELGT distribuye unos muy proecupantes informes sobre homosexualidad y juventud en los que se afirma, entre otras cosas, que el 28% de los estudiantes varones sigue creyendo que la homosexualidad es una enfermedad o, sin ir más lejos, que un 32% de chicos no ve incorrecto "tratar despreciativamente a los homosexuales." En mi post sobre Patricia Vico, le reproché que, siendo una actriz que simplemente está representando un papel de mujer lesbiana sin saber ni conocer la realidad por la que las mujeres lesbianas tenemos que pasar en nuestro día a día, tuviera el descuido y la ligereza de decir que la historia de Maca y Esther únicamente era "una bonita historia de amor" y que no quería que se calificase (tildase) la relación de lésbica. Y yo en su momento dije, y me reafirmo ahora, que eso me parecería muy bien en un país donde ningún adolescente pensara que la homsoexualidad es una enfermedad, o en un país donde no hubiese una pareja de lesbianas en televisión, sino cuatrocientas. Pero en mi país, el país del aquí y ahora, de los Aquilinos Polainas & Cía, el país de la homofobia cañí, me parece, como poco, un acto de ingenuidad supina y directamente irresponsable.

El estudio realizado por COGAM y dado a conocer por la FELGT debería hacernos reflexionar mucho más sobre la realidad de la homosexualidad en nuestro país: un país donde el 90% de los jóvenes reconocer que los centros educativos no son un lugar seguro para la juventud LGBT, y donde como dije y sigo diciendo hemos pasado del armario a una peligrosísima y artificial sensación de "normalidad" que en realidad no representa sino una vuelta al armario (esta vez, de la corrección política y el "estáte quiet@ y no molestes, maricón") de la que será muchísimo más difícil escapar, porque entonces habremos perdido ya la capacidad de lucha que nos han hecho llegar hasta donde estamos. Porque el 30 de junio, y también lo dije entonces, no fue una llegada a meta, sino el pistoletazo de salida de una carrera muy larga que no ha hecho sino empezar. Queda muchísimo trabajo (en institutos, en centros de salud, en asociaciones ciudadanas, y por supuesto a nivel legislativo) hasta llegar a esa sensación de normalidad que a Patricia Vico le parece tan fácil y accesible y que a mí, por contra, me parece todavía tan lejana. Yo, a día de hoy, sí quiero que me tilden de lesbiana; sigo queriendo enarbolar banderas, y pensar que mi identidad lésbica sigue teniendo razón de ser precisamente en un momento histórico en el que, aún con iguales derechos, se nos amenaza nuevamente con la extinción - individual y colectivamente - con tal de que el colectivo dominante (hetero, pulcro, en definitiva, normal) no se sienta molesto ni incómodo con nuestra presencia. Así que: para las de la generación del Tulipán, sabed que ya somos viejas; y para el resto, sabed que sois muy afortunadas, pero procurad no bajar la guardia porque lo conseguido hoy puede perderse mañana, y a lo mejor entonces las amargadas ya hemos llegado a sesentonas y ya no nos quedarán fuerzas, ni ganas, para seguir luchando por nuestros y vuestros derechos.

16 Comments:

  • Totalmente de acuerdo contigo. Y es que las nuevas generaciones no saben lo que es ir repartiendo pegatas de ¡ley de parejas ya! cuando lo del matrimonio sonaba a ciencia ficción...
    Aunque me sigue pareciendo curioso el "fenómeno fan" de las lesbianas adolescentes...
    De todas formas, yo sí soy mitómana de muchas cosas, lo que más me divierte es desmontar mis propios mitos...

    By Anonymous Libby, at 6:20 p. m.  

  • Ejem... ¿generalizando? Las "estúpidas adolescentes" efectivamente son igual de estúpidas sean lesbianas o heteros. y sí, un fenomeno habitual entre las "estúpidas adolescentes" es creerse que lo saben todo mucho mejor que los que les precedieron, olvidando que casi todo (o todo, directamente) lo que tienen se lo deben a "los mayores". Pero sabemos (creo) que no todas las adolescentes son "estúpidas adolescentes".

    Pese a todo, muy buena crítica, como siempre.

    By Blogger dream, at 7:53 p. m.  

  • Ave, seamos sinceras, crecer con David el gnomo tiene sus efectos colaterales (no nos engañemos).

    He dicho muchas veces que yo me siento absolutamente acomplejada frente a estas niñas de veintipocos que creen que "esto" es lo más fashion, vamos que es moderno y lo mejor que te ha podido pasar en la vida.

    Ya sabes que yo siempre digo que vivo en una españa distinta a la del resto de blogueras, yo de mayor quiero ser como ellas (como las veinteañeras se entiende)

    Vale , creo que sé a qué foro te refieres, me lo mandó una bloguera en plan bromita, y bueno, ¿has visto que se inventan historias con los personajes de la serie?. Pues eso, que tampoco vamos a darle más importancia de la que tiene a ciertos temas, ¿no?

    Te contesto a tus comentarios en mi blog, (¿se te está olvidando el gallego?)

    Un beso para las cuatro.

    By Anonymous bea, at 8:17 p. m.  

  • Mira donde sales!tia!

    http://www.royo-villanova.net/archivo
    /2005/11/ppenes_ppopular.html#comments

    By Anonymous Anónimo, at 8:29 p. m.  

  • Querida Ave:

    Te felicito por este magnífico post sobre la lesbo/homofobia internalizada de muchas/os jóvenes.
    Ese querer dejar de lado "la etiqueta de lesbiana", vaya vaya, con la que a muchas nos costó poder llamarnos así, crearnos y recrearnos así.
    Mierda, si decirme lesbiana, es ponerme una etiqueta que a otras generaciones incomoda, pues bien, largo ahora mismo el activismo y me dedico a cultivar tulipanes.

    Besos, Gabby

    By Anonymous gabby_lavender, at 9:32 p. m.  

  • Estoy de acuerdo contigo, Ave. Quizá en un mundo donde todas esas igualdas pretendidas se hayan conseguido, no habría necesidad de enarbolar banderas, de reclamar identidades. Pero en éste, en el que vivimos, yo necesito definirme y que la sociedad me vea, porque lo cierto es que para la gran mayoría sigo sin ser normal. Pero joder, si hasta he conocido grupos de lesbianas a las que les cuesta trabajo decir la palabra "lesbiana".
    No estoy orgullosa de ser lesbiana, puesto que es algo que no he elegido, al igual que no elegí el lugar donde nací, ni la familia que tengo, pero lo cierto es que estoy encantada con serlo y defiendo mi identidad y mi derecho a ser así.
    Y qué demonios, no vamos a conseguir avanzar si estamos siempre en el más oscuro anonimato. Y aunque respeto la decisión de los que prefieren pasar desapercibidos en cuanto a este tema, yo, sinceramente, prefiero estar donde se me vea.
    En fin, aún me queda camino por recorrer.
    Un besito, Ave.
    P.D. Joder, si llego a saber que me iba a picar tanto con este blog....hubiera venido antes.

    By Anonymous Sunfaith, at 12:30 a. m.  

  • Anda que tampoco todas las de la nueva generacion somos asi, es cierto que a lo mejor la mayoria piensa como esa chica pero les aseguro que habemos algunas que pensamos igual que ustedes.
    La verdad no se como es ser lesbiana en España, desgraciadamente yo soy de México, un pais completamente machista y atrasado en ese tipo de asuntos donde decir que eres lesbiana es practicamente echarte la soga al cuello.
    Quiza por eso es que yo no comparto las opiniones de las niñas de ese foro porque se lo que es haber esperado por 18 años para poder andar con una novia sin que sea considerado un delito, para mi poder decir que soy lesbiana representa un triunfo gigantesco, yo no se como será la juventud ahi o si van por las calles pregonando su homosexualidad como si nada...lo que si se es que esa "normalidad" por la que pelean tanto no significa perder nuestra identidad. (Esto dicho por una chica q aun lucha por conseguirla)
    Muy buen blog!!
    Saludos

    By Anonymous Artemisa_cindy, at 2:03 a. m.  

  • Me has deprimido... me voy a dormir... A mi que para llegar a sesentona me quedan apenas 17 años joe... NO se pero no pienso perder las ganas de nada... En todo caso yo que abogo por la normalidad creo que no se trata de una vuelta al armario... Normalidad para hacer lo que quieras, besar a tu pareja en publico y pelearte en publico si te da la gana (que mal rollo)... Estoy de acuerdo en que las cifras son preocupantes pero es que justo aqui y en cualquier parte falta mucho para llegar a la "normalidad"... Yo me empeño en llevar las cosas de manera "normal" y eso supone no tener ningun tipo de consideración por los sentimientos o pareceres de quien no respeta los míos... EN lo que no coincido es en que creo firmemente que buscar "la normalidad" es una lucha en si misma y no una manera disimulada de volvernos al armario

    Volviendo al tema edad. Desde que llegué a España lo que realmente me ha asombrado y en el fondo es de las cosas que rechazo es ese extraño parcelamiento por edades rigidamente establecido... No se pero en caracas y otras partes de América en general me movía con gente de mucha mas edad que yo y mucho menores también y por lo general no iba uno con tanto rollo con la edad...

    By Anonymous Mercedes, at 2:18 a. m.  

  • Jajaj!! me gusta eso de la "generación Tulipán..."

    La verdad es que yo soy de la generacion tulipan a caballo... es decir, yo creci con David el gnomo (y llore con david el gnomo), pero en general mi vida lésbica fue bastante más fácil que la de generaciones anteriores.

    Aquí en Costa Rica es cierto que no se nota tanto la diferencia de generaciones. Nos juntamos y se ve gente de todas las edades. Pioneras de 50 y 60 años que lucharon por cada logro que hay hoy, y chiquillas de 16 y 17 que viven su sexualidad de un modo mas libre...

    En fin, como dices, aun queda mucho que educar, mucho que luchar, mucho que lograr...

    By Blogger Purkinje, at 5:09 p. m.  

  • ¿Cómo puedo ver aquí tanta sorna, tanto sarcasmo con las pobres chicas de ese tan absolutamente entrañable foro? Si bien es cierto que esos insultos en plan vieja amargá no te los mereces, las chicas, pese a su juventud, pasan situaciones muy duras, muchas de ellas tendrán parientes coñazos que decidirán hacerles visita justo cuando están las del jospi en el cuarto cielito lindo del capítulo y la cotilla del central les contrata una banda de mariachis para acompañarlas(es decir: lo que viene siendo el clímax del capitulillo), a mí eso me parece de sufrir en exceso. Saludines.
    PD: ¿por qué veo siempre tanto desdén a las jovenzuelas? Aisss.

    By Blogger Telita, at 9:50 p. m.  

  • Sobre el parcelamiento por edades, a mí a veces me fastidia un poco y eso(que me fastidie) por el mismo parcelamiento por edades, es considerado idiota. Mercedes, me ha encantado que señales eso.

    By Blogger Telita, at 9:54 p. m.  

  • Pues, con perdón de sus señorías, a mí me parece que ese ataque a los homosexuales (no justifico, pero intento comprender) se debe al asalto que han hecho los lobbies gay de esferas de la sociedad donde no deberían haber entrado, como la legislación sobre el matrimonio, que NUNCA será entre dos hombres o dos mujeres.
    Además, a mi me parece que esos jóvenes que creen que la homosexualidad es una enfermedad psiquiátrica, en el fondo son los únicos que se han salvado del lavado de cerebro de los lobbies gay.

    By Blogger Original Nakedness, at 11:05 a. m.  

  • Toda una vida intentando hacer de la homosexualidad algo normal, y cuando una persona, Patricia Vico, lo trata así, os molesta

    El respeto es importante, ante cualquier demostración de amor como ante "estupidas adolsentes" o "cincuentonas amargadas"

    By Anonymous uveka, at 5:32 p. m.  

  • De pequeña, al menos una vez a la semana tocaba para merendar Tulipán con azucar, y no veas como lloré cuando el jodido gnomo se convirtió en arbol ¿por qué?!!

    Me revienta la relación de Maca y Esther porque la encuentro forzada y estereotipada. Auqnue no creo que influya en mi punto de vista, soy heterosexual...

    También me fastidian las adolescentes rebeldes que juegan a ser lesbianas y se morrean por la calle para llamar la atención. Ser lesbiana es muy chick (o como se escriba...). Quiero decir que jugar a ser lesbiana y sentirse el centro de atención, es muy sugerente a ciertas edades.

    Hace aproximadamente una hora que descubrí tu blog, y la verdad es que me está gustando mucho, un saludo.

    By Anonymous Susana, at 2:13 p. m.  

  • Pues dejame decirte que no estoy muy de acuerdo cnotigo,ya que confundes la incomodidad que provoca en la gente,entre ellas amigos,familia,y mas allegados,que son los que de verdad importan,a incomodidad por ser lo que eres.
    Patricia Vico y su normalidad con respecto a la relacion ficticia de la serie,me han ayudado a dar un paso muy importante en mi vida,sera que alomejor yo no tengo tanta personalidad como vosotras para haberlo exo por mi misma,pero el ver esa relacion,sin darle una importancia de mas que pueda tener cualquier otra pareja,ayuda a aceptar y comprender y abrirse mas al mundo.
    Doy gracias porque mi generacion,aunke yo casi e vivido las dos,este viviendo y creciendo con este tipo de cosas en television y en la vida real.Gracias a dios para nosotras se nos esta haciendo mas facil,no creo que haya nada de malo ni ke seamos unas grupis ni nada por el estilo...en fin...haya cada uno con sus pensamientos..

    By Anonymous Anónimo, at 2:59 p. m.  

  • Pienso que no hay que ser tan radicales, pues si es cierto Patricia Vico antes de hacer este papel,ella y Fátima Baeza sabían que se comprometian a tratar y reflejar un tema que estaba en la calle, y perdonar que os diga, pero querer hacerlo normal, es poner la bandera al lado de la heterosexualidad, ¿por que una relación de un chico y una chica lo podemos llamar historia de amor y entre chico y chico, o chica y chica, quereis que se le llame relacion entre dos homosexuales? creo que se mal entendió muchas cosas, al querer quitar etiquetas yo sólo veo que ¿por que un/a hetero puede decir mi nombre es "tal", mi edad "esta", y vivo en "no se donde", y una homosexual debe decir mi nombre es "tal", soy homosexual...? de ahi queremos quitar etiquetas, y prototipos. Y no por infravalorar todo lo que se a avanzado, sinó para demostrar a todos aquellos homofobos que ven la homosexualidad como una enfermedad que los que deben mirarse las enfermedades mentales son ellos, porque la orientación sexual de cada persona, no cualifica a las personas. Si luchamos por una sociedad con lógica, que no se asombre al ver dos chicas besandose, ni niege que dos personas del mismo sexo puedan formar una familia... debemos empezar a mostrar que todo son historias de amor. Y creo que Patricia quiere decir cuando dice eso, es que ella querían reflejar una historia de amor, como se mostraban las de todos los demas personajes. Pues desde mi punto de vista hacer separaciones entre las relaciones de amor, de homosexuales, y heterosexuales, es un paso hacía atras.
    Por otro lado, evidente puedes y debes juzgar lo que no veas bien, y tienes derecho a reclamar tu respeto cuando te insulten, pero creo que despreciando al foro, y metiendo a todos los jovenes en un mismo saco, te comportas de la misma manera que la chica que te insulto en el foro.
    Es una humilde opinión.

    By Anonymous Anónimo, at 11:39 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home