El Aviaducto

sábado, noviembre 05, 2005

La historia de Matt

Esta es la historia de Matt Limon. Os hablé de él hace mucho, mucho tiempo, en la prehistoria de este blog. Pero no pasa un día sin que por una u otra razón, la imagen de Matt en su traje naranja se me aparezca mentalmente, para recordarme que vivimos en un mundo tan cruel como injusto, tan asqueroso como cobarde. Matt Limon, un chaval con una deficiencia psíquica internado en un centro para personas como él (antisociales, indeseables, incómodas), tenía 18 años cuando le pidió a uno de sus compañeros de internado que le hiciera una felación. Lo que Matt no podía saber es que la ley del Estado de Kansas penaliza las relaciones sexuales de este tipo entre un adulto legal y un menor de edad con un año y medio de cárcel... esto, naturalmente, si se trata de una relación heterosexual. Porque lo que Matt no sabía entonces pero ahora seguro que sí sabe es que Kansas también tiene una ley por la cual si el “crimen” en cuestión es “perpetrado” por dos personas del mismo sexo, la pena de cárcel se multiplica considerablemente. Se multiplica por diecisiete, para ser exactos. De modo que, cuando algún hijo de puta puritano de mierda decidió denunciar a Matt, al chaval le cayó una condena de diecisiete años y medio en prisión.

La ACLU (American Civil Liberties Union) se hizo cargo de su defensa, y finalmente ha conseguido que el Tribunal Supremo de Kansas suspenda temporalmente la condena de Matt, al sentenciar que la diferencia de trato que la ley dispensa a heterosexuales y homosexuales es discriminatoria. La suspensión, no obstante, no significa que Matt haya quedado libre. Por el momento, el juez le ha obligado a residir en la granja de sus tíos, donde debe ayudarles trabajando, y le ha prohibido acudir a misa o realizar actividades en el exterior. Es, en la práctica, un arresto domiciliario en toda regla hasta que el fiscal decida si recurre la sentencia o no. Tiene para ello 30 días de plazo.

Pero si os cuento la historia de Matt Limon no es para hablar de la hipocresía y la crueldad de una sociedad que se pudre por dentro a pasos agigantados. Es para tocar otro tema aún más hiriente, más repugnante, más cercano. Es para recordar que ninguna de las asociaciones que dicen defender los derechos de las personas LGBT se unión a la ACLU en la defensa de Matt. Ni una sola: ni la pulcra Human Rights Campaign (HRC), que organiza cenas de gala para recaudar fondos que cuestan 200 dólares por cabeza; ni otras organizaciones que tanto predican por la boca pequeña sobre igualdad.¿Por qué? ¿Por qué sois tan redomada y asquerosamente cobardes? Yo tengo una teoría sobre vuestra cobardía: porque en vuestras ansias de normalización, os da vergüenza y miedo embarcaros en la defensa de un retrasado mental – de Kansas, para más señas - que tuvo la mala fortuna de pedirle a un menor que se la chupase. Porque en vuestras ansias de normalización, queréis demostrarle a la sociedad estadounidense que no sois maricones ni bolleras al uso, sino que sois los nuevos estandartes de la homosexualidad normalizada y cobarde, de la cultura burgaysa que diría mi Divina Shangay, de las "chicas L Word," de lo gay-danone y del desarmarizamiento a golpe de dólar (o de euro, que para el caso, lo mismo da). Pero los maricones de verdad, los gordos, los que no tienen cuerpo danone, ni de gimnasio, los que no dan la imagen, las chicas que no son L porque estéticamente se quedan en "l" minúscula, los que no tienen segundas residencias ni leen el New York Times, los que no se sientan en los despachos de la Casa Blanca ni se pasean por las ya excesivamente aburgaysadas calles del Castro de San Francisco, os importan una puta mierda. Como os importan una puta mierda las lesbianas pobres, o la pareja de chicas, una de ellas en silla de ruedas, que vivía en nuestro barrio y que no sólo no podían permitirse acudir a vuestras cenas de 200 dólares por cabeza, sino que dudosamente podían siquiera llegar a fin de mes porque además de lesbianas eran negras. Por eso, personajes de HRC y similares, me dáis asco. Por eso nunca acudí a ninguno de vuestros actos, ni repartí pegatinas, ni participé en vuestras campañas de mierda. Porque hay dos Américas, pero no son las dos Américas que vosotros imagináis.

12 Comments:

  • Ole tus huevos Ave....

    Diria más, pero probablemente estropearia lo que has dicho, asi que mejor me callo...

    Por cierto, el lunes me pongo y arreglo lo de tu cromo (que desaparicion tan misteriosa...)

    By Blogger Purkinje, at 1:46 a. m.  

  • muy bueno el post, suelo leerte cada día y hoy por fin creo que voy a empezar a escribir. aún indigna más si resulta que pasa en tu ciudad (adoptiva): en el reformatorio de mi city aislaron a un chico de 13 años porque lo pillaron durmiendo con otro de 16. Dos meses después consiguieron mandarlo a Vigo!!! Todo eso amparado, por supuesto, por el instituto de servicios sociales y su infinita lista de valores a fomentar.
    saludos

    By Blogger reckoning, at 10:35 a. m.  

  • que mierda...

    que más voy a decir, si estoy pensando en L, mi compañero de asociación, que ahora esta castigado (con20 años) sin salir de casa hasta que acceda a ir a un psiquiatra que le han buscado sus padres para curarse...

    que mierda

    By Anonymous elena, at 12:07 p. m.  

  • qué mierda
    y la que aún nos queda por tragar...

    By Blogger Azena, at 3:03 p. m.  

  • You welcome... Ya hacías falta, tanto gimnasio y tanto ponche segoviano ya empachaban un poco... :-)... Excelente post Ave...

    By Anonymous Mercedes, at 5:52 p. m.  

  • Joder, es que no lo entiendo. Es que no se me mete en la cabeza qué demonios tenemos que hacer para que se den cuenta de que ni somos enfermos ni contagiamos ninguna enfermedad.

    Y lo peor de todo es que los que vienen detrás son iguales de retrógados que sus padres. El otro día, por ejemplo, paseaba con mi compañero e íbamos cogidos del brazo por una calle estrecha. Pasó un coche con unos 4 ó 5 niñatos que, de lejos, muy de lejos, empezaron a llamarnos maricones. Como dice Azena, lo que nos queda por tragar...

    Un abrazo

    By Blogger Capitán Harlock, at 8:24 p. m.  

  • Perdón, se dice retrógrados...

    By Blogger Capitán Harlock, at 8:55 p. m.  

  • Pues a mi que existan asociaciones como HRC me parece bien, creo que tiene que haber de todo, a mi me parece que las críticas que haces son las mismas que se hacían al movimiento sufragista que estaba dirigido por mujeres de clase media y alta y los problemas de mujeres de otras clases sociales no les importaban demasiado que digamos, es triste pero ocurría así pero el menos consiguieron alguno cambios legales y sociales. Lo que ocurre en el movimiento gay actualmente es que afortunadamente hay organizaciones para todos los gustos, desde las burguesas como HRC hasta radicales de izquierdas.

    En el caso concreto que comentas creo que se debe al hecho de que aunque entre los dos chicos solo hubiese una diferencia de edad de meses el apoyar esto se tergiversaría inmediatamente por el poderoso conglomerado mediático de la derecha cristiana fundamentalista haciendo aparecer a HRC como defensor del abuso a menores o algo similar aunque quizá sean otras las causas, lo desconozco.


    Y respecto a los comentarios de Elena, Capitán Harlock ,etc. es cierto y triste comprobar que queda mucho por hacer, hay agresiones tanto verbales como físicas y políticos conservadores y organizaciones de la derecha católica atacan cualquier mínimo intento de atajar la discriminación, solo hay que ver la que han montado con la Guía para chicas, mañana lo comento en mi blog.

    Un saludo.

    By Anonymous Armel, at 6:45 p. m.  

  • Es ya terrible que las organizaciones que defienden los derechos de los homosexuales "cuiden su imagen" hasta el punto de no tocar ciertos temas. Los gobiernos fundamentalistas están esgrimiendo lo de abusos a menores para sus ejecuciones proque saben además que eso detendrá algunas voces de protesta. Pero va más allá. Esta semana Amnistía tiene la campaña por el chico que en filipinas será condenado a muerte, un caso terrible lo se... Y las mujeres condenadas pr la Sharia más casos terribles, todos tienen que ser denunciados pero cuantos de vosotros habéis recibido un correo de Amnistía internacional para impedir la ejecución de homosexuales en Irán, en Afganistan en Arabia Saudita (en este ultimo caso, ni de homosexuales, ni de mujeres ni de leches en vinagre que los todopoderosos principes sauditas saben bien como callar bocas), esta solidaridad a la carta huele a podrido...

    By Anonymous Mercedes, at 10:49 p. m.  

  • Gracias por ser políticamente incorrecta, si todos fuéramos iguales...

    By Anonymous Amebilla, at 12:39 a. m.  

  • Nos queda mucho todavía para llegar a respetar los derechos de todas las personas. Todos tenemos derecho al goze, al roce,y a lo que se tercie;siempre que respetemos la libertad de el de enfrente y no busquemos su mal ni lo provoquemos. ¿Por qué nos escandalizan l@s viej@s cuando manifiestan su sexualidad? ¿y ,qué pasa con los deficientes mentales, enfermos psiquiátricos, minusválidos?
    La puñetera estética siempre jodiendo. Si eres maricón mejor guapo y con pelas, si eres lesbiana mejor que lleves un luk adecuado, no vayas a parecer una maruja que se ha quedado para vestir santos.
    La gente guapa se agrupa también borreguilmente "bee,bee..." ,y prefieren dejar fuera al que desluce. América(USA) está cada vez más cerca, es cuestión de taparse los ojos y mirar por entre los dedos.Voy a intentar defenderte y defenderme.

    By Anonymous sangre roja, at 8:50 p. m.  

  • En vez de perder tiempo lanzando insultos y bilis contra esas organizaciones podrias crear tu una segun tus ideas. Seria mas productivo.

    By Anonymous Anónimo, at 2:41 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home