El Aviaducto

miércoles, noviembre 30, 2005

Silence = Death


Érase una vez...

Érase una vez un mundo donde las únicas personas que morían de SIDA eran toxicómanos, maricones, y algún que otro indeseable que se había buscado la muerte. La gente daba la espalda a los enfermos de SIDA, y en el País Más Poderoso del Mundo, el presidente recibió a una delegación de activistas que luchaban contra la enfermedad; pero cuentan que los agentes de seguridad de la Casa Blanca registraron los bolsos de los asistentes con guantes de hospital por miedo al contagio... en 1995, cuando se sabía de sobra que el virus no podía transmitirse por mero contacto con la piel. Érase una vez un mundo donde la palabra SIDA era sinónimo de ostracismo, de toda una generación de maricas que murieron, solitarios y despreciados por todos menos por su gran familia adoptiva en hospitales de todo el mundo, mientras las conciencias heterosexualizadas preferían mirar hacia otro lado y los recursos que podrían haber contribuido a detener el avance de la epidemia se consumían en menesteres al parecer más urgentes. Érase una vez un mundo donde mientras sólo morían maricones, las conciencias normalizadas en formato heteroestándarizado dormían plácidamente por las noches, y algunos llegaron a pensar que a lo mejor el SIDA era una plaga divina para librar al mundo de la peste marica. Pero de repente, algo se torció en el Olimpo y los dioses cambiaron de opinión: el virus comenzó a infectar a personas que ya no cabía catalogar como indeseables: mujeres heterosexuales, negritos en África, gente, en definitiva, normal. Eran la nueva cara del SIDA: sus víctimas inocentes. Pobres heteros contagiados: por un descuido, por casualidad, o por puta mala suerte, no follando en una sauna o metiéndose caballo para olvidarse de las penas.

Érase una vez...

Porque la historia de la lucha contra el virus del HIV es, en definitiva, la historia de un rotundo fracaso social y político en la lucha contra una enfermedad que podía haberse detenido de no haber vivido en un mundo tan profunda y dolorosamente clasista y homófobo como este. Ahora, líderes políticos, intelectuales, y los imprescindibles cantantes solidarios de rigor se lamentan ante el avance imparable del SIDA: en la Unión Europea han bajado los casos del SIDA en un 7%, pero se ha detectado un aumento de los casos de infección de HIV de un 4%. España con 43 y Portugal con 80 por mil son los países con más casos nuevos. Mientras en España la clase política se dedica a dar consejos sobre el alargamiento del pene, nuestros jóvenes siguen creyéndonse invencibles y siguen pensando que es una estupidez ponerse condón. En Brasil, el mapa de los nuevos contagios es cada vez más negro, más mujer, más pobre. En Estados Unidos, las mujeres negras - víctimas de eso que la activista lesbiana Anita Cornwell llamó el triple volcán del sexismo, la homofobia, y el racismo - de entre 25 y 44 años tienen 13 veces más posibilidades de morir de SIDA que una mujer blanca; en el debate entre candidatos a la vicepresidencia del pasado otoño, Dick Cheney confesó no estar al tanto de este espeluznante dato. Y mientras todo esto ocurre, las sotanas de Roma se lamentan del avance de la enfermedad. Sobran los calificativos en este caso. En alguna parte han debido dejarse olvidado el cerebro que les permita establecer la conexión entre sus dogmas genocidas y las muertes de esas almas que dicen defender. Mientras, se seguirán organizando campañas, recogiendo fondos, y gente como Larry Kramer nos seguirá recordando que ni la homofobia social ni la internalizada se curan a base de consumir cristal. Pero hoy, el día del lazo rojo en la solapa y de ejercicios de hipocresía colectivos - porque ahora el SIDA "nos" afecta (en plural) "a tod@s"... Hoy prefiero recordar a quienes lloran y recuerdan a sus amigos, sus amantes, sus compañeros del alma. A sus muertos en camas de hospital, mientras Bono cantaba por causas más merecedoras de su atención y aún no se veían los tiempos en los que servilmente cantaría las alabanzas del Emperador.


8 Comments:

  • Vaya¡¡¡ mas clara el agua.... espero que en este sitio no tengas problemas. Ademas se supone que en internet se tiene libertad ¿no? estoy de acuerdo en un 85% de la afirmacion de tu perfil

    *;)

    By Blogger Salsa, at 3:08 a. m.  

  • Yo soy portadora del VIH. Afortunadamente te puedo decir que hay pequeñas bolsas sociales donde podemos vivir con "normalidad". Mi familia lo sabe, mis amigos lo saben, por supuesto que mi pareja (mujer) también, y en mi trabajo lo saben. Me atreví a decirlo, harta de pelear yo sóla, de enfrentarme ante unos medicamientos que transformaban mi cuerpo poco a poco. Ahora estoy tranquila, y ellos, todos, me cuidan...

    By Anonymous xaloc, at 11:08 a. m.  

  • Entro hoy y me leo tus tres últimos posts. Estupendos los tres. Saludos.

    By Blogger Telita, at 2:16 p. m.  

  • Por el título de tu blog, debes ser un malvado fascista seguir de ideas retrogradas y malsanas, propias de la reacción y del fascio del Partido Popular. Ya que como bien sabes, Zapatero el camarada liberador, rojo y justiciero de las mujeres, en su bolivariana presencia, saber magnífico y amor por el pueblo frente al capital, ha cambiado el nombre al AVE, eliminando la odiada palabra España que como bien nos han enseñado los camaradas de la esquerra que ni es pais ni es nacion ni es nada. Ahora es AV, y punto, sin referencias de epocas oscuras.

    By Blogger Defensa, at 4:25 p. m.  

  • DEFENSA,EL AVE AL QUE HACE REFERENCIA,NO ES UN TREN,ES EL PAJARO!

    By Anonymous Anónimo, at 6:14 p. m.  

  • Magnífico post como también el anterior. Hay un dato que merece la pena mencionar y es que el índice de nuevas infecciones por VIH entre gays está subiendo, no entiendo la promiscuidad de algunos gays pero todavía entiendo menos que no tomen precauciones.

    By Anonymous Armel, at 8:07 p. m.  

  • Al hilo de lo que dice Armel, el que algunos homosexuales se relajen a la hora de tomar medidas me parece un reflejo de la cotidianidad que se vive actualmente respecto al tema. Antes había un bombardeo masivo y positivo en todos los medios sobre la enfermedad; ahora, desgraciadamente, parece que ha pasado de moda y es raro ver una tertulia o un reportaje en el que se hable de SIDA.

    Nos estamos relajando.

    By Blogger Capitán Harlock, at 11:39 p. m.  

  • Acabo de descubrir el blog. Opiniones fuertes y valientes. Me gusta mucho que sea un blog de contenido (y no tan visual como otros!)

    Me parece muy importante que nos refresques la memoria con la actualidad del SIDA, que parece que ya pasó y que y no es un gran asunto mundial ni nacional...

    Por cierto, estarás en mis favoritos. Enohorabuena por tu sentido crítico!

    By Blogger marta, at 1:45 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home