El Aviaducto

lunes, diciembre 19, 2005

Semos un colectivo militante homosessual de la pradera

Lean, lean....

El Colectivo Militante Homosessual de la Pradera Ave Turuta dice: ¿realmente necesitábamos tan prolija explicación sociológica sobre el concepto de "normalidad" como justificación a una columna - y van.... - homófoba? Una cosa es que el día que explicaron la palabra "normal" en Barrio Sésamo yo estuviera probablemente ocupada comiendo mi bocadillo de Tulipán y me perdiera la explicación; pero unas poquitas clases de sociología sí que me he tragado, y de verdad: con o sin explicación, decir que el personaje de Fidel no debería aparecer en la pantallas de televisión o que el actor Eduardo Casanova es objeto de "manipulacíon" por parte del malévolo lobby gai es y seguirá siendo un comentario homófobo, como lo es decir que la relación lésbica de Hospital Central está "metida con calzador" en el argumento. Se ofende Ud., señor Esparza, porque yo le haya llamado homófobo (por otra parte, una constatación de un un hecho real). Fíjese la de dinero que desde este colectivo militante homosessual de la pradera le hemos ahorrado en psicólogos. Lo más gracioso de todo es que Ud. también se apunte al carro de quienes argumentan que ejercer el derecho a la protesta y la crítica desde la sección de Cartas al Director de un periódico es "censurarle": usted, precisamente, que día sí y día también utiliza su columna en una empresa con periódicos en todas las provincias de este país para lanzar un mensaje de intolerancia que aboga por la desaparición de nuestras realidades de las pantallas, porque a ustedes les ofende nuestra presencia. Porque ustedes "no tienen nada contra los homosexuales" y hasta "tienen amigos gais" (qué fashion) pero eso sí: mejor que nos estemos calladit@s, a ser posible sin pluma, y por supuesto que limitemos nuestras demostraciones de maribollerío a la intimidad de nuestros hogares (¿o debemos llamarlos quizás "habitáculos," para diferenciar las familias verdaderas de las que no lo son?), mientras ustedes pasean su heterosexualidad por delante de nuestras narices siempre que les de la gana. De verdad, señor Esparza: esta bitácora (obra de una sola persona, y no de ningún "colectivo homosexual militante") la leen, a lo sumo, 150 personas al día - pongamos que en días solaedos la leen... 170. Su columna, desde la que usted aboga por nuestra vuelta al armario, la leen a diario varios cientos de miles de españoles. ¿De verdad cree que alguien está intentando censurarle? Porque la censura es como el insulto: no censura quien quiere, sino quien puede. Seguro que eso también lo enseñan en clases de sociología elemental. Por último: la próxima vez que se refiera Ud. a esta página (porque con esta ya lo ha hecho en dos ocasiones), cuénteles la verdad a sus lectores: dígales, haciendo honor a la verdad, que esto es una bitácora de opinión personal (escrita, además de sin cobrar, porque me da la gana a mí y porque Blogger me regala este espacio), y no la página de un malo malísimo colectivo homosexual militante. De lo contrario, tendré que empezar a interrogarme acerca de su excesivo interés en dar la impresión a sus lectores de que existe un malo malísimo lobbi gai que le persigue, cuando la realidad es bien distinta. ¿Será que tanta crítica televisiva le impide distinguir la realidad de la ficción? Pero no se preocupe, Sr. Esparza: la homofobia (y el victimismo) tienen cura. De verdad.


20 Comments:

  • """Lo más gracioso de todo es que Ud. también se apunte al carro de quienes argumentan que criticarle a usted es "censurarle":""""

    Ummm no se porque pero me da la impresión que es una alusión a un comentario mío...

    Parece que hasta hoy no tenemos algunos conceptos claros por aquí. Obviamente criticar no es censurar, pero si lo es, pedir a los medios de comunicación negar el derecho a una persona de expresar lo que piensa o siente.

    Por ejemplo, si este señor piensa que mostrar la homosexualidad en la pantalla esta mal, pues que se puede hacer? es su opinión y hay que respetarla, nos guste o no. Ahora bien, si el aboga por borrar de la pantalla todo indicio de homosexualidad, eso seria censura y criticable (pero aun así jamás censurable). O acaso tenemos que aplicar esto de si no estas conmigo estas en mi contra? Y después hablamos de victimismo… por favorrrrrrrrrrrrrrr

    By Blogger Queen of clowns, at 11:25 p. m.  

  • Pues no, el comentario en sí no iba por tí, pero como te das por aludida, pues te lo vuelvo a explicar (esta vez, con ayuda del diccionario, que no se diga):

    Protestar (v.): Dicho de una persona: expresar impetuosamente su queja o disconformidad.

    Este es el verbo que yo utilicé. En ningún mommento (te reto a que me lo demuestres) dije que nadie escribiera cartas al periódico ni para que censuraran a Esparza ni para que le retirasen su columna, ni nada por el estilo. Pero sigamos:

    Censurar:
    2. Corregir, reprobar o notar por malo algo.
    4. Dicho del censor oficial o de otra clase. Ejercer su función; imponer, en calidad de tal, supresiones o cambios.

    Como tanto tú como JJ Esparza utilizáis el verbo "censurar" en su cuarta acepción, repito que yo no he pedido que se censure a nadie.

    Y ahora, otro curso de ética periodística. Las cartas al director. Veamos: "la sentencia del Tribunal Constitucional 336/1993, de 15 de noviembre, analiza dichas cartas al director como ejercicio de la libertad de expresión de los autores de las mismas y, al mismo tiempo, de la libertad de información de la publicación.

    Se trata, simplemente, de una carta al Director, redactada por persona que es totalmente ajena al medio de comunicación, en la que no informa de unos hechos, sino que expone su opinión sobre un asunto de relevancia pública. Y ello implica, indudablemente, que el autor de dicha carta ejerce su derecho a la libre expresión de pensamientos, ideas y opiniones" véase http://premium.vlex.com/doctrina/REDI_Revista_Electronica_Derecho_Informatico/Censura_privatizada_Quienes_son_editores-Internet/2100-106991,01.html
    El único que puede ejercer la censura en el sentido de imponer supresiones o cambios al Sr. Esparza es, obviamente, el director del diario en el que se publica su columna. Pero fíjate que yo en ningún momento pedía eso: simplemente pedía a mis lectores que protesten (es decir, que expresen enérgicamente su disconformidad) o si quieres que "censuren" en su segunda acepción (significa que ni tú ni Esparza dáis a la palabra) las columnas del Sr. Esparza.

    Como imagino que todavía tendrás algo más que decir (haciendo uso de tu ejercicio de libre expresión, sino que como veas yo ejerza en ningún momento las funciones de censora que blogger amablemente me atribuye), no me queda más que sugerirte que te es un paseíto por las hemerotecas del grupo correo y leas todas las columnas en las que José Javier Esparza ha vituperado, insultado, despreciado, o hecho de menos a las personas homosexuales, tratándonos como anormales, personas vinculadas a poderosísimos lobbies existentes sólo en su mente (ni siquiera sabe distinguir, al parecer, entre un blog y la página de un colectivo, para empezar), etc. etc. No es, como tú dices, que "este señor piense que mostrar la homosexualidad en pantalla esta mal," no. El problema es que de manera sistemática, JJ Esparza ha utilizado su columna en los periódicos para repetir que los homosexuales donde tenemos que estar es en el armario. Como tú dices, es su opinión y "hay que respetarla." Lo mismo que tú, y él, debéis respetar el ejercicio de la libertad de expresión de l@s lectores que decidan enviar una carta de protesta al periódico por el contenido claramente homófobo de sus columnas. Las cartas al director siempre se han concebido, precisamente, como la oportunidad que un medio de comuncación privado como es un periódico, que a la vez tiene una responsabilidad social reconocida por la constitución como es la de disemniar la información, brinda a sus lectores para que participen de ese proceso. Una carta al director suele ser, en el 80% de los casos, una queja, y en un grado muy amplio suele ser una queja sobre los contenidos o línea editorial del periódico. Lo mismo que yo te permito publicar comentarios en el blog porque no creo en la censura y sí en la libertad de expresión (aunque pueda, como administradora, bloquearte o directamente censurar tus comentarios si me da la gana), un periódico da acogida a opiniones diversas.

    Y ya lo dejo: a tu pensamiento simplista y blanquinegril (protestar mediante una carta al director es censurar - cuarta acepción - porque tú lo digas) tengo que añadir mi sorpresa porque todavía sigas leyendo. Como lees cómo y lo que te da la gana (nuevamente, y a ver si ya quieres enterarte, yo he utilizado el verbo "protestar": v. supra), creo que no me molestaré más en demostrarte cual supercoco cibernáutica la diferencia entre ambos términos. Creo que ya eres mayorcita para empezar a buscar las diferencias por tí misma.

    By Blogger El Ave, at 8:05 a. m.  

  • Se me olvidaba una cosa: lo más grave de todo es que JJ Esparza miente (no sé si a sabiendas o no) cuando describe este blog como la "página de un colectivo militante homosexual." Esto, desde que inició su andadura, es una bitácora personal: es MI espacio, donde yo (El Ave Turuta) hablo de lo que me da mi regalada gana. Esto NO es la página de ningún colectivo, pero eso l@s lectores del Sr. Esparza no lo saben, porque claro, es mejor hacer creer a sus lectores que en realidad él es un pobre columnista perseguido por malísimos lobbis gais. El señor Esparza es muy libre de aparecer por esta bitácora y deshacer cualquier entuerto que considere necesario desfacer; o, como ha hecho desde su columna de tirada nacional, puede mentir sobre la autoría y naturaleza de este blog. Nadie, salvo quienes leeis esta página, sabrá la diferencia.

    By Blogger El Ave, at 8:38 a. m.  

  • Un simple ejemplo de que la "censura", en realidad manipulación y falta de transparencia, la ejerce el Sr. Esparza y no El Ave lo demuestra que ella no ha tenido ningún problema en enlazar el artículo original desde su "humilde" blog.

    A diferencia del Sr. Esparza que ha sido lo suficiente "inteligente" para no enlazar el post al que el contesta en su artículo, no sea que sus lectores tengan alguna oportunidad de contrastar las fuentes, descubrir su mentira sobre el "colectivo militante" o incluso oir argumentos sólidos y razonados sobre su manifiesta homofobia.

    By Anonymous Nemo, at 9:26 a. m.  

  • siempre ha sido un placer leerte y en días como hoy me siento orgullosa de hacerlo.
    un beso ave

    By Anonymous mjose, at 1:32 p. m.  

  • "Ladran, luego cabalgamos"

    ¿no?

    By Anonymous bea, at 2:38 p. m.  

  • Gracias por tu maravilloso post, no se puede añadir más porque en mi opinión ya lo has dicho todo (excepto que sigamos escribiendo cartas al periódicos pero creo que se sobreentiende jeje), solo me gustaría hacer un comentario sobre esta perla:

    "Lo que hace singular el caso de 'Aída' es que la homosexualidad viene representada por un menor. Y esto abre el campo a un problema distinto, a saber, si es bueno introducir a menores en problemáticas específicas de adultos, que es precisamente lo que yo reprobaba."

    Le diría (y le diré en una carta) al señor Esparza que los homosexuales también hemos sido menores y que gran parte de los casos de acoso escolar se dirigen hacia alumnos que son percibidos por sus compañeros como gays (o maricas por usar una terminología más afín a los esparzianos). Por tanto no es un tema de adultos sino de menores también. Yo no veo la serie pero creo que el niño de la serie no ha tenido relaciones con nadie ni ha hecho mención a sus preferencias, sin embargo en la inmensa mayoría de series donde aparecen menores (los Serrano, por ejemplo) todos ellos hablan de sus preferencias sexuales, pero claro como son heterosexuales ya no es problema para el inquisidor Esparza.

    Y por supuesto animo a todo el mundo a escribir para dar a conocer nuestro punto de vista.

    cartas.dm@eldiariomontanes.es

    By Anonymous Armel, at 6:13 p. m.  

  • Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    By Blogger Telita, at 6:55 p. m.  

  • Tú, que has dedicado encendidos post al mariconeo de diseño, a esa normalidad tan asquerosa que termina discriminando a quien no es tan normal, resulta que tú eres la mayor interesada en que se propaga bien de ello el lobby gay ése que suena tan de puta pena, claro que sí. Y yo soy una exaltada fan de las lesbian couples en la tele(para eso tengo dieciséis putos años y un cerebrito lleno de mitomanía entre otras chorradas), que me trago todo lo que me cuente una mala malísima como tú. Porque oye, no llego...no llego...y cuando una inocente criaturita se pone a leer páginas del lobby gay termina malamente. Malamente. Por favor, Ave, no nos manipules más.
    A nuestra querida payasa: a mí hay opiniones que me parecen muy feas. Y tal.

    By Blogger Telita, at 6:56 p. m.  

  • ahinss, el diario montañés, que gran... ehmm... bueno, lo que sea, porque a periódico no llega, ni de lejos... en fin, hace mucho tiempo que no leía a esparza (desde que en mi casa solo entra el país), aún me acuerdo del día que decía que estaba de moda en las series poner una lesbiana, que era moderno... semejante impresentable

    ahm, y que los homosexuales no quieren y/o tienen hijos?? pero este hombre no ve los telediarios... (o ve solo los de antena 3)?

    By Blogger isolated, at 8:39 p. m.  

  • que fuerte me parece todo esto, que impresentable, a mi me pasa y me da un ataque de ansiedad de la rabia que me entra, en fin, ave paciencia....

    By Anonymous NiKiTa, at 9:41 p. m.  

  • isolated el problema es que esta basura no se publica solamente en El diario montañés sino en otros muchos diarios, casi todos ellos pertenecientes al grupo Vocento, no he podido comprobar en cuales exactamente se ha publicado este cúmulo de mentiras e intolerancia de hoy, por eso he puesto solamente el correo de ese periódico que es el único que he podido contrastar.En cuanto tenga más datos aviso aquí (con permiso de Ave y es que quizá debería hacerlo en mi blog pero lo tengo en reformas :-)

    By Anonymous Armel, at 10:50 p. m.  

  • Y otra cosa: no entiendo qué hace el director de la revista de extrema derecha Hespérides reconvertido en crítico de televisión, creo que los lectores del diario de Vocento tienen derecho a saber este dato.

    Por otra parte hace dos semanas escribía esta perla sobre Francia:

    "ese país, con una segunda generación de inmigrantes convertida en lata de gasolina"

    A este señor alguien debería decirle que muchos españoles tuvieron que emigrar a Francia por culpa del régimen franquista y hoy sus hijos no son una lata de gasolina sino que siguen viviendo en Francia donde han estudiado, trabajan, etc. y jamás han cometido ningún delito, al igual que en el caso de la mayoría de hijos de inmigrantes. Pero claro, es mejor generalizar y por los actos de unos cuantos criminalizar a cientos de miles de personas.

    By Anonymous Armel, at 11:02 p. m.  

  • Madre mia... me parece tremendo, siempre que me paso por aqui haces que se me pongan los pelos de punta. Con personas como tu estoy "orgullosa" de ser lesbiana. Mucho animo y tienes todo mi apoyo.

    By Anonymous Anónimo, at 12:33 p. m.  

  • Joer que el usuario anonimo soy yo, clubfans!

    By Anonymous clubfans, at 12:33 p. m.  

  • Aunque ya lo ha apuntado armel:
    Flipo...
    "...a saber, si es bueno introducir a menores en problemáticas específicas de adultos, que es precisamente lo que yo reprobaba."
    Problemáticas específicas de adultos!!
    Yo juraría que es especialmente problemático en adolescentes, pero bueno, ese señor sabe mucho, seguro que tiene razón, sí sí sí...

    By Anonymous lincemiope, at 5:09 p. m.  

  • Como periodista de un periódico en el que escribe el susodicho Señor Esparza quiero asegurar que tanto él como otros tantos de la empresa a la que pertenezco son unos homófobos sin parangón, que se escudan en pseudoteorías más o menos sesudas para exponer sus reproches al colectivo homosexual. Felicidades Ave, tienes un gran blog y un par de ovarios para enfrentarte a uno de los seres más recalcitrantes del país. Gracias al blog de Lucía Etxebarría he llegado aquí, esto de las conexiones virtuales es lo que tiene. A seguir con las verdades en voz(blog) alta.

    By Anonymous Ese, at 11:06 p. m.  

  • armel, sí, sabía que hay una serie de periódicos del mismo grupo que comparten columnistas y no sé si también el resto de secciones (menos local, claro), pero bueno, aprovechaba para meterme un poco con lo que conozco

    By Blogger isolated, at 6:32 p. m.  

  • JOOO ¡Ave! amada Ave... (es que estoy viendo Roma upps). Que famosa te nos estás volviendo, dos veces te cita un impresentable, si sigues así te citará le mismísimo Federico y entonces alcanzarás categoria universal. En fin, bromas aparte, lo de menores en tema de adultos le quedo de lujo al imbécil y lo peor es que hay más imbéciles que le leen asintiendo bobaliconamente.

    By Anonymous mercedes, at 8:39 p. m.  

  • Personalmente del artículo en cuestión me quedo cn esto...
    "Personalmente, y ya que mi opinión ha sido expresamente interpelada, diré lo que creo: la homosexualidad no puede considerarse 'norma' antropológica por la sencilla razón de que, de serlo, la especie se extinguiría; pero eso no quiere decir que la homosexualidad humana no sea un hecho corriente y, en ese sentido, 'normal'. El término 'normal', en sociología, suele expresar lo común, pero también lo que es norma"...

    Estee s otro cristiano que tampoco conoce a lso bonobos...

    By Anonymous Mercedes, at 12:38 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home